El Gobierno rehabilitará la posibilidad de recibir puerta a puerta las compras en el exterior, otra de las modalidades que había sido limitada en el marco de la vigencia del cepo cambiario.
Así lo adelantó ayer el jefe de la AFIP, Alberto Abad, al sostener que se autorizará el "courier" o servicio puerta a puerta para "evitar esas colas infames que debe hacer la gente". Abad sostuvo que "quien compra un libro para alguien que está estudiando o que quiere leer un buen libro debe pasarse dos horas ahí cerca del puerto, en la Aduana, para que se lo den. Una cosa kafkiana".
Para los salteños, la noticia no pasará desapercibida. Aquí no hay puerto, pero muchos ya se habían acostumbrado a hacer la cola en las oficinas centrales del Correo Argentino en calle Deán Funes.
Con un único mostrador para el despacho de las compras y un horario acotado hasta las 11 de la mañana, para comprar algo desde el exterior no solo había que tener una tarjeta de crédito sino mucha paciencia.
El trámite demandaba además sacar una clave fiscal y entrar a la página web oficial de la AFIP (un verdadero laberinto a los ojos del ciudadano común y corriente) para registrar la compra.

El inicio de la restricción

El cepo cambiario y un dólar atrasado habían disparado hace unos años las compras en el exterior, en sitios como Amazon, Ebay o Alibaba. La gente traía zapatillas, ropa o pequeños equipos electrónicos a bajo precio.
Entonces, para cerrar esa canilla de salida de divisas, el gobierno de Cristina Kirchner directamente limitó la entrada poniendo un tope de US$25 por año y, en la práctica, la obligación de ir a buscar el paquete a la Aduana, con sus respectivas demoras.
Por ahora habrá que seguir yendo a buscar las compras hechas en el extranjero a la Aduana, ya que Abad no dio precisiones sobre cuándo se levantarán las restricciones. Ni si habrá límites para algunos productos.
Cerca del funcionario indicaron que están trabajando tanto en lo referente a la entrega de los paquetes como al límite de US$25 que había fijado el kirchnerismo.
"Se está trabajando para encontrar la forma de levantarlo. No será mañana", aseguraron.

Ampliación de la franquicia

Por otro lado, la Secretaría de Comercio y la AFIP estudian flexibilizar el tope de la franquicia por vía aérea y marítima, que está fijada en US$300 por persona y en US$150 para menores de 16 años.
En el caso del transporte fluvial y terrestre, el límite baja a US$150 por pasajero y US$75 para menores de 16 años.
Suele ser común que los turistas y viajeros argentinos que van al exterior tengan la costumbre de hacer compras en ese país, aprovechando que los productos suelen ser de calidad y más económicos que en Argentina, como el caso de la indumentaria y de los artículos tecnológicos. En el caso de que superen los límites dinerarios, tienen que pagar al fisco un recargo de 50% del valor de sus compras.
Lo cierto es que los límites fijados por las autoridades de la AFIP pueden ampliarse de hecho si los viajeros realizan parte de sus compras en los Free Shops de Ezeiza y Aeroparque. En estos locales hay un franquicia adicional de US$300 por pasajero y de US$150 para los menores. Por lo tanto, un matrimonio con dos hijos menores pueden ingresar un total de compras desde el exterior de US$900, más otros US$900 que pueden gastar en el aeropuerto.
Los cambios que se están pensando en las franquicias están en sintonía con las políticas que el Gobierno está llevando adelante en materia de comercio exterior. Tras la devaluación y la unificación del tipo de cambio, el Poder Ejecutivo ya ordenó la eliminación de las retenciones del 35% para las compras con tarjeta de crédito en el exterior, y el 20% que regía para la compra de dólar ahorro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Juan Perez
Juan Perez · Hace 8 meses

no se puede competir con china, una linterna que aquí cuenta $150, la conseguis en u$d 1,49 ese mismo problema tiene europa, por eso no pueden salir de la crisis, tiene que haber restricciones, el pais con mas restricciones comerciales en el mundo es ee.uu. por algo sera que les va bien

Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 8 meses

¡¡ Que bueno , el gobierno se quema los sesos pensando como puede beneficiar a los mas humildes, a los mas necesitados!! Por ahi la gente de villa Juanita puede comprar asfalto en la China, o los del barrio Solidaridad ,caños pluviales en Japón - que ahi los hacen buenos-, La verdad que esta gente no tiene vergüenza( ni propia , ni ajena)

Luciano Mattero
Luciano Mattero · Hace 8 meses

Esta bien cuidar la industria nacional, pero el problema viene cuando las limitaciones me impiden comprar productos que simplemente no se pueden conseguir en mi país sin desembolsar una cantidad excesiva de dinero, hay que buscar un punto medio... Hay una gran diferencia entre comprar, por dar un ejemplo, productos de electrónica que no se pueden conseguir en nuestro país, e importar cantidades casi industriales de productos que pueden conseguirse fácilmente y sin limitaciones dentro de nuestra frontera. En mi opinión, es muy improbable que estas libertades en la importación sean aplicadas sin acompañarlas de limitaciones estrictas en relaciones a determinados productos...


Se está leyendo ahora