El primer ministro británico David Cameron pidió ayer al Parlamento de su país sumarse a los bombardeos contra el Estado Islámico en Siria, según una respuesta escrita a los diputados.
'Debemos tomar la decisión de extender los bombardeos británicos contra el Estado Islámico en Siria', dice el texto, horas antes de que el primer ministro intervenga en la Cámara de los Comunes para plantear en persona su demanda.
Cameron dará a conocer una amplia estrategia para hacer frente a la amenaza terrorista, que incluye ampliar a Siria los ataques contra el ISIS, ya que el gobierno británico sólo está autorizado a bombardear a esa organización en Irak.
El mandatario confía en que su plan reciba el apoyo de los diputados de los distintos partidos antes de pedirles, posiblemente la próxima semana, que voten a favor de los bombardeos en territorio sirio.
En una declaración en la Cámara de los Comunes, Cameron argumentará este jueves que el grupo terrorista planea atentados contra el Reino Unido desde la ciudad siria de Raqqa e insistirá en que no se debe permitir que otros países asuman la 'carga' de defender a su país bombardeando a esa organización, según adelantan los medios.
Luz verde contra Irak
Durante 2014, la Cámara baja aprobó a los ataques contra el Estado Islámico en Irak pero no en Siria, para lo cual el gobierno conservador necesitará otra votación. Aunque el premier ha dejado claro que sólo la pedirá si está seguro de ganarla.
En su intervención de este jueves ante los Comunes, Cameron insistirá en que no se debe permitir que la banda yihadista tenga un 'refugio seguro' en Siria desde donde planear atentados terroristas.
'Necesitamos una respuesta completa que responda a la directa amenaza que el ISIS supone para nosotros, no sólo a través de medidas adoptadas en casa, sino lidiando con Estado Islámico en el territorio que controla', afirmará el líder conservador.
Cameron considera que la serie de atentados perpetrados el 13 de noviembre pasado en París, en los que murieron al menos 130 personas, hace necesario acelerar la decisión sobre los bombardeos.
Igual no quiere apurarse
'Las decisiones sobre el uso de la fuerza no se toman a la ligera. Es correcto que el Parlamento, en nombre de la población, haga las preguntas difíciles y que el Gobierno rinda cuentas', afirmará el jefe del Gobierno en su declaración, algunos de cuyos extractos fueron adelantados este jueves.
'Es en Siria, en Raqqa, donde el ISIS tiene su sede, y es desde Raqqa donde algunas de sus principales amenazas contra este país son planificadas', dirá el político.
'Tenemos que negarle un refugio seguro al Estado Islámico en Siria, porque cuanto más se permita al ISIS crecer en Siria, mayor será la amenaza. No está bien que el Reino Unido tenga que subcontratar su seguridad a otros países y esperar que la tripulación aérea de otros países lleven la carga y los riesgos de atacar a este grupo terrorista en Siria para detener el yihadismo en el Reino Unido', agregará.
'Es por ello que creo que deberíamos tomar una decisión de extender los ataques aéreos contra el ISIS en Siria -subrayará-, como parte integral de una estrategia completa para reducir la amenaza que supone para nosotros'.
Se espera que Cameron presente un plan de varios puntos, como mantener las medidas antiterroristas en el Reino Unido, apoyar un acuerdo político en Siria, derrotar militarmente al Estado Islámico, apoyar el trabajo humanitario en la región, planificar la reconstrucción de Siria y ayudar a estabilizar la zona.
El líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, no ha ocultado su inquietud sobre una intervención militar en Siria y es partidario de encontrar antes una solución política al conflicto civil.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora