La niña de 12 años logró escapar y contar a la Justicia lo que vivía a diario junto a sus seis hermanos y su mamá. El hecho ocurrió en una humilde vivienda en el paraje Canal Malero ubicado a 25 kilómetros de la ciudad de Añatuya, en Santiago del Estero. La menor caminó 15 kilómetros hasta la casa de su tío materno para contarle el calvario que estaba viviendo junto a su papá. La nena escapó después de que su padre, alcoholizado, la golpeara salvajemente con un látigo.
La menor contó que su padre no sólo la goleaba a ella, sino también a sus seis hermanos y a su mamá. La víctima, en medio de una crisis de nervios y con el cuerpo marcado, fue trasladada a la Comisaría del Menor y la Mujer Nº 4 de Añatuya donde realizó la denuncia.
Desde ese momento la fiscal interviniente Daniel Gutiérrez había solicitado la inmediata detención del progenitor de la menor, lo cual después de dos días de búsqueda logro ser aprehendido mientras realizaba labores rurales en un campo de la localidad de Melero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 6 meses

Al bruta bestia este habría que atarlo a una máquina y obligarlo a trabajar durante nueve horas diarias el resto de su vida para pagar el sostén de su mujer e hijos. Y en el momento que afloje, un lindo rebencazo por el lomo, o más abajo, dado por alguien forzudo y que no le tenga simpatía. Y si se lo ve con algo de alcohol cinco rebencazos para que aprenda que tomar es malo para la salud.

Monica Cassels
Monica Cassels · Hace 6 meses

Cárcel para el bruto salvaje... ¿Pero quién mantendrá a esa mujer que tiene que atender a siete hijos? ¿Y por qué esa mujer no huyó del golpeador antes de su segundo embarazo? ¿Y por qué tuvo siete hijos, siendo que la medicina pública provee gratuitamente anticonceptivos a toda mujer que los solicite? No , no le echo la culpa a la mujer, sino a la sociedad inculta e ignorante que no le da amparo, y a los gobiernos que propician el deterioro de un sistema educativo que debería, entre otras muchas cosas, informar a sus estudiantes sobre control de natalidad.


Se está leyendo ahora