Un grave accidente provocó en la mañana de ayer un viejo camión de la Policía de la Provincia que al parecer se quedó sin frenos en el microcentro salteño y se llevó por delante tres vehículos.
El curioso y lamentable hecho ocurrió sobre la intersección de calles Catamarca y Alvarado.
Del incidente resultaron dañados, además de los tres vehículos arrollados por el camión oficial, las paredes de una vieja casa ubicada en una de las esquinas, que tiene documentada una antigüedad cercana a los 200 años.
La casona, de color amarillo, una clásica postal de la Salta de antes, cuya propietaria se encarga de mantener, incluso, con los malvones floridos sobre su ventana, resultó dañada por la negligencia.
"El auto empujado por el camión se incrustó contra mi casa, me hizo un tremendo daño. Agradezco a Dios que no pasó a mayores y una vez más digo que estoy cansada de este tipo de accidentes, sufro horrores esta situación", expresó Silvia Zamora de Lozano, propietaria de la casa ubicada en Alvarado al 300.
"Constantemente sufro este tipo de accidentes, ya pedimos muchas veces que se instalen semáforos en el lugar pero no nos llevaron el apunte, se trata de una esquina muy peligrosa", expresó la señora, agregó: "Hicieron rampas para discapacitados poco funcionales porque si una persona en sillas de rueda o con muletas sube por ahí no puede seguir porque la rampa termina en mi casa".

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia