Un camión perteneciente a una empresa frigorífica del medio colisionó contra un colectivo para luego, sin control, detenerse contra las paredes de una vivienda con negocio, que resultó dañada.
Lo llamativo del siniestro vial es que tanto el conductor del camión como su acompañante se hallaban en estado de ebriedad, según manifestaron vecinos y otros perjudicados por la colisión.
Se informó que el camión frigorífico primero colisionó un colectivo del corredor 2F, perdiendo así el control y terminó chocando con la pared del negocio. Los ocupantes del camión estaban completamente ebrios, según uno de los damnificados, un carnicero, quien mostraba a propios y extraños una caja de vino que salió despedida al momento del choque.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora