Preocupados por la paralización de la zafra, René Agero, delegado del Sindicato de Camioneros de Orán, y Julio Nieva, de la UATRE, están realizando una convocatoria a sus afiliados para ir el jueves a manifestarse frente al pórtico de ingreso al Ingenio San Martín del Tabacal.
La idea de los trabajadores del volante es marcar presencia y llevar el pedido para que se solucione lo más pronto el conflicto entre la empresa y el sindicato de trabajadores azucareros.
Los referentes de los sindicatos que nuclean a los choferes de la zafra y a trabajadores de la zona agrícola aseguraron que dialogaron tanto con autoridades del ingenio El Tabacal como con los dirigentes del Sindicato Azucarero de Hipólito Yrigoyen, deduciendo que entraron en una suerte de disputa personal, "un tire y afloje en el que ninguna de las partes quiere ceder", según describieron.
Nieva y Agero, al mismo tiempo, pidieron cordura porque el conflicto está generando pérdidas importantes para los bolsillos de las familias de los trabajadores, que dependen de la actividad del ingenio.
Cabe señalar que el lunes a las 5 los obreros que ingresaban a cumplir sus tareas al ingenio se vieron sorprendidos por un grupo de dirigentes gremiales que los instaron a iniciar una huelga para presionar a la empresa a otorgar un aumento de sueldo mayor al ofrecido.
Hay que mencionar en este punto que la oferta salarial de la empresa es bastante superior a la de otros gremios y sindicatos, con lo que el sueldo inicial de un obrero de la zafra ascendería a los 15.600 pesos mensuales, cifra inalcanzable incluso para muchos trabajadores de la capital provincial. Aún así, el sindicato se negó a aceptar la misma y se cerró en que quiere un 48% interanual de aumento, porcentaje que la empresa no convalidó y retiró las ofertas.
Al estancarse las negociaciones, el sindicato decreto dos paros que después terminó suspendiendo, o postergando, hasta el lunes. En ese momento algunos dirigentes tiraron petardos dentro de las instalaciones de la fábrica, poniendo en peligro la vida de mucha gente, dado que en la misma existe una destilería de alcohol y una usina.
Un día después, luego de que la empresa radicara denuncias penales por esos hechos, los sindicalistas cortaron el abastecimiento de agua a todas las casas que componen el complejo habitacional de El Tabacal.
El martes por la tarde, además, hubo una audiencia en el Ministerio de Trabajo de Salta, reunión durante la cual no pudo acordarse nada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora