La lucha de los pequeños campesinos de la provincia se sumó al paro nacional convocado por la Asociación Trabajadores del Estado.
Referentes de las comunidades criollas y originarias que se dedican a la agricultura a pequeña escala estuvieron presentes ayer en la protesta de los trabajadores de ATE, en las oficinas de la delegación Salta de la Secretaría de Agricultura Familiar (avenida Bicentenario de la Batalla de Salta 940).
Coloridos, como son los referentes del movimiento campesino indígena de la provincia, trajeron los productos que elaboran gracias al trabajo coordinado que se vino desarrollando durante estos años con los trabajadores referentes en el interior de la provincia.
Frutas y verduras, conservas, vinos y artesanías wichis se vendían en la dársena y en la vereda de la Secretaría.
Los afectados
"Si bien somos pocos los trabajadores que quedamos fuera (cuatro) del área de cobertura, la cantidad de familias y comunidades que se afectan es significativa", dijo el referente del Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI) Ignacio Garzarón.
"Nosotros, más allá de los recortes, estamos acá denunciando las políticas del Gobierno nacional, en las que ya nos dejaron fuera de la mesa de diálogo donde se diseñan las políticas de materia de agricultura. Nosotros pedimos el cumplimiento efectivo de la ley de agricultura familiar", dijo el referente del Frente Agrario Evita, Oscar Díaz.
La otra organización que quedó afuera con el nuevo esquema nacional fue el Frente Nacional Campesino.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora