El Gobierno reafirmó ayer los derechos de soberanía de la Argentina sobre las islas Malvinas e hizo un llamado al diálogo, a 183 años de la usurpación británica.
El Ministerio de Relaciones y Culto de la Nación emitió un comunicado en el que denunció la ocupación como una forma de "colonialismo" y pidió al Reino Unido "reanudar las negociaciones" para encontrar una "solución pacífica" al diferendo.
En la misma línea
De esta manera, el gobierno de Mauricio Macri despeja la incógnita acerca del rumbo que adoptaría su administración respecto de la cuestión Malvinas y ratifica que seguirá en la línea del gobierno anterior.
Sectores kirchneristas habían expresado dudas respecto del compromiso de Macri en la materia, al evocar unas declaraciones que en 1997 el entonces presidente de Boca Juniors había realizado al diario Página 12, cuando señaló que la recuperación de las islas representarían "un fuerte déficit adicional para la Argentina".
Sin embargo, durante su campaña presidencial Macri prometió que si era electo presidente no iba a claudicar en la reivindicación de la soberanía de las Malvinas y que iba a honrar los mecanismos de diálogo y búsqueda de consensos para llegar a una solución pacífica, tal como quedó plasmado en el comunicado de Cancillería distribuido ayer a los diferentes medios.
El texto recuerda que "el 3 de enero de 1833, las ilas Malvinas fueron ocupadas por fuerzas británicas que desalojaron a la población y a las autoridades argentinas allí establecidas legítimamente, reemplazándolas por súbditos de la potencia ocupante".
Señala,asimismo,que "desde el inicio mismo de su existencia como nación independiente, la República Argentina había exteriorizado a través de actos de gobierno la firme voluntad política de ejercer su soberanía efectiva en los territorios australes y espacios marítimos heredados de España".
El comunicado distribuido ayer sostiene que "este objetivo es una política de Estado y responde al anhelo de todo el pueblo argentino". Cancillería subraya, en tanto, que "hace décadas que la comunidad internacional destaca a la cuestión de las islas Malvinas como una de las formas de colonialismo a la que debe ponerse fin, e insta a la Argentina y el Reino Unido a encontrar a la mayor brevedad una solución pacífica y duradera a la disputa de soberanía a través de las negociaciones bilaterales". El documento remarca que la región sudamericana "ha sido unánime en su rechazo a la presencia militar británica en el Atlántico Sur" y apunta que "el Grupo de los 77 y China ha reconocido expresamente el derecho que le asiste a la República Argentina de emprender acciones legales, con pleno respeto del Derecho Internacional y de las resoluciones pertinentes, contra las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos no autorizadas en sus espacios marítimos, lo cual incluye la plataforma continental".
Posición británica
David Cameron le ofreció apoyo a Macri para su programa de reformas y abogó por concluir "lo antes posible" el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, aunque no se refirió al tema Malvinas.
A 183 años de la ilegítima ocupación
El comunicado distribuido por la cancillería Argentina destaca sobre la fecha: "Hoy, a 183 años de esa ocupación ilegítima que aún continúa, el pueblo y el gobierno argentino reafirman una vez más los imprescriptibles derechos de soberanía de la República Argentina sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes", sostiene en uno de los puntos.
Subrayó, en ese sentido, que "la República Argentina renueva su firme compromiso con la solución pacífica de las controversias, el derecho internacional y el multilateralismo, e invita al Reino Unido a reanudar las negociaciones con miras a resolver -a la mayor brevedad posible, y de manera justa y definitiva- la disputa de soberanía sobre el archipiélago.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora