El tránsito en Cerrillos se tornó caótico sobre la avenida General Güemes (ruta nacional 68), especialmente en el tramo que se extiende desde calle Libertad hasta el ingreso a barrio Sivero. Se trata del sector comercial de la zona, donde los vehículos estacionan sobre ambas manos ocupando gran parte de la calzada. Esta situación genera que la circulación solo sea posible por el medio de la calle. En este sentido, vale la pena resaltar que es una vía por la que circulan diariamente más de 10.000 automóviles, muchos de ellos de gran porte.
A ello se suman los camiones repartidores que a cualquier hora del día realizan descarga de mercadería generando no solo inconvenientes a la hora de circular, sino también un alto riesgo de accidentes. Como si fuera poco, los semáforos ubicados en la intersección de las congestionadas rutas nacional 68 y la provincial 23 permanecen sin funcionar hace varias semanas. Muchos conductores se quejaron, porque prácticamente no pueden doblar y los embotellamientos ocurren a toda hora.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora