Unas 125 familias denunciaron haber sido defraudadas por Tierras y Hábitat con la entregas de lotes a otras personas en los terrenos expropiados por la Provincia en la zona de Parque La Vega, en la zona sur de ciudad. Los afectados por la esta situación aseguraron haber sido víctima de represión por parte de Policía cuando ayer a la mañana llegaron al lugar y se encontraron con la novedad de que los terrenos que el organismo les adjudicó en 2013 ya estaban ocupados.
Un clima de profunda tensión se vivió en el lugar, sin que ningún funcionario se haya acercado a explicar lo sucedido. Hombres y mujeres con sus pequeños hijos se encontraron con vallados policiales en los distintos accesos, y en esas circunstancias recibieron golpes e impactos con balas de gomas. Claudio Santillán mostró las huellas de perdigones en su cuerpo. Las familias afectadas por esta situación exhibieron las constancias de sus respectivos terrenos en los que se consignan los números de manzana y los números de lotes asignados, que aún no tienen agua ni cloacas. Todos ellos llevan la firma del anterior subsecretario de Tierras y Habitat, Diego Nicolás Barreto. "Estos días estuvimos en Tierra y Hábitat para saber cuándo nos harían la entrega y hasta el martes nos dijeron que se haría el 10 de febrero, pero resulta que lo hicieron entre gallos y madrugada", expresó Sofía Ramos.
Los vecinos acusaron de lo sucedido al actual responsable del organismo, Rodrigo Diez. "Este señor nos estuvo mintiendo todo el tiempo y ni siquiera vino a dar la cara", manifestó Angélica Echazú.
Lorena Paola Pérez contó que tiene un hijo discapacitado y que desde hace años viene clamando por un lote. "Estaba entusiasmada y resulta que ahora vengo y me encuentro con la novedad que en el lote que me adjudicaron en la manzana trece hay otra persona y encima me reprimieron", dijo. Margarita Tolaba contó que fue sufrió una fuerte caída durante el enfrentamiento con la Policía: "Vengo a luchar por mis dos hijas que tienen hijos pequeños y me voy a quedar aquí porque no les pueden quitar los lotes que ya tenían adjudicados". En los mismos términos se pronunció Angela Oiene, quien tenía adjudicado el lote 15 de la manzana 5. "Nos engañaron, nos estafaron, pero aquí nos vamos a quedar para hacer valer nuestros derechos", expresó la joven. En medio del reclamo, los enardecidos vecinos manifestaron que tienen conocimiento que muchos de los lotes fueron vendidos por punteros políticos.
"Queremos que el gobernador Urtubey nos dé una explicación", pidieron al unísono.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...