Unos 50 jóvenes y adultos que realizaron un curso de computación dictado por la fundación Educando recibieron sus flamantes certificados; pero en el caso de algunos adultos, la grata sorpresa fue que la inquietud que sintieron al aprender a operar una PC no hizo más que motivarlos para seguir estudiando; un matrimonio de más de 60 años de edad se inscribió para estudiar en la UNSa porque se dieron cuenta de que sus intelectos y sus voluntades dan para mucho más.
La fundación Educando, que presiden Bettina Bulgheroni y Facundo Ortiz de Zárate, se creó en el año 2000 y en el norte de la provincia, con el financiamiento de Pan American Energy, desarrollan sus actividades desde el 2005 con propuestas en diferentes áreas del conocimiento, en idiomas y nuevas tecnologías.
José Flores, capacitador, explicó: "El trabajo de Educando se realiza conjuntamente con escuelas en los niveles primarios y secundarios pero también con otras fundaciones como es el caso de Tartagal con Norte Emprendedor, una entidad que acompaña proyectos de emprendedores y que trabaja en el Centro de Empresarios de Tartagal".
Los alumnos que recibieron sus certificados hicieron la capacitación durante 2015 y del acto participaron directivos locales de empresa petrolera. "La gente nos contó sus experiencias y tuvimos el caso de dos personas adultas que nos contaban de qué manera se sintieron estimuladas para seguir con sus estudios universitarios. Para nosotros, la misión está cumplida porque hemos dejado una semilla para que quienes tuvieron la oportunidad de hacer estos cursos y más aún si, como estos adultos mayores, esto les sirvió para ser conscientes de todas sus potencialidades", agregó.
Flores explicó además: "Actualmente estamos abriendo la inscripción para este año y el único requisito es tener 17 años o más. Estamos inscribiendo en el Centro de Empresarios, en la escuela 12 de Octubre, en la escuela Sargento Cabral, de Campamento Vespucio y los cursos serán de informática, inglés, violín y reparación de PC, entre otras propuestas. Los cursos de informática duran 4 meses, los de inglés 8 meses y quienes quieran aprender violín no necesitan contar con el instrumento musical sino que la fundación se los provee para las clases y las prácticas".
Educando comenzó su trabajo en 2005 en la comunidad Chorote, ubicada sobre la ruta nacional 34, haciendo foco en la escuela Mariano Antonio de Echazú.
Luego continuó con otra escuela, en la que más de la mitad de los alumnos son chicos de pueblos originarios, la escuela Cacique Cambay. Y actualmente lo hace en la escuela 12 de Octubre, ubicada en la Comunidad Tapiete, al norte de la ciudad. "Comenzamos con informática porque es necesaria y es el curso que piden las escuela. Pero hay chicos que aprenden junto a su idioma nativo el castellano y el inglés sin ningún problema", explicó Flores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


German  Ruarte
German Ruarte · Hace 8 meses

QUE ANDRES HIZO UN CURSITO DE INGLES, BUENO NOS" ESTAMOS PREPARANDO ", POR LO MENOS PORQUE SI NO , NO LES VAMOS A ENTENDER A LOS NUEVOS JEFES, QUE HABLAN INGLES AMERICANO.


Se está leyendo ahora