Ni el frío ni el viento detuvieron a los católicos que ayer, desde las 16, se congregaron en la plaza 9 de Julio, frente a la Catedral Basílica, para celebrar Corpus Christi. En las escalinatas de la Catedral, los espero un altar desde donde monseñor Mario Cargnello rezó la misa más importante del año para los católicos. La festividad que recuerda a Cristo convertido en pan de vida.
Durante la misa, la lectura de los pasajes bíblicos y el evangelio se realizaron en forma cantada. Posteriormente, monseñor recordó durante la liturgia de la palabra, la celebración del próximo Congreso Eucarístico que se realizará en Tucumán, como parte de las celebraciones del Bicentenario de la Independencia. "La fecha del 9 de julio para la Nación es importante. El grupo de los congresales que se reunieron en 1816, y que incluso ya tenía pensada una Constitución nacional que recién se aplicó 38 años después, fueron capaces de declarar la Independencia de la Nación. Logramos ser una Nación libre invocando a Dios. ¿Cómo no celebrar el Bicentenario? Y para hacerlo no hay mejor momento que el del Corpus", destacó Cargnello.
Claudio Arancibia 50 AÑOS "Participo todos los años. Acá no sacamos una imagen sino a Cristo vivo".
Durante la celebración se contó con la presencia del gobernador de la provincia, Juan Manuel Urtubey, quien participó de la misa y además se sumó a la procesión que se realizó por el centro de la ciudad.
Unos minutos antes de finalizar la misa, Cargnello destacó la realización del Congreso Eucarístico Diocesano en la ciudad de General Güemes, un encuentro previo al que se realizará en Tucumán como parte del Bicentenario. Durante este encuentro en Güemes, se contó con la presencia de más 500 sacerdotes, quienes viajarán a Tucumán próximamente.
"La casita de Tucumán de Terán de Laguna, que todos dibujamos en nuestros cuadernos, donde el gran desafío eran las columnas de la entrada, fue desde donde pudimos decir que somos una Nación libre. Desde la eucaristía podemos valorar la casita, la familia", señaló monseñor.
Mirta López 56 AÑOS "Vengo todos los años, casi siempre con mi mamá. Hoy pido paz y justicia".
De esta manera, Cargnello destacó el valor que tiene la casa para el crecimiento. "Es el lugar donde aprendemos a ser nosotros mismos, pero muchas veces la casa se transforma en una cueva, donde deja de habitar el amor", destacó el arzobispo.
Cargnello comparó esas cuevas con los gobiernos que intimidan y ahuyentan, por lo que pidió que esta festividad del Corpus sirva para impulsar la construcción del hogar. "De nada sirve tener una casa grande, o rica, cuando no se forma un hogar. Y el Estado debe hacer eso. Dejar de pensar en el dinero sino en el bienestar del otro, y pensar un país para los próximos 200 años", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Enki Anunnaki
Enki Anunnaki · Hace 6 meses

Cargnello, CHUPAME LA PIJA y LABURA LADRON, porque ustedes TAMBIÉN causaron EL ESTADO DEPLORABLE DE ESTE PAÍS... SE LE CAGARON DE RISA EN LA INVASIÓN EUROPEA A LOS NATIVOS Y AHORA USTEDES CON SU MIERDA... "sufrid en la tierra que en el cielo se te dará todo" MIRA CON ESA MIERDA, CLARO, PARA QUE LOS BORREGOS SE CAGUEN Y LO MANTENGAN A TODOS USTEDES COMO dioses... aprendieron bien de sus padres no??? o sea los judios... haaa, y vamos a los real... Cristo FUE UN INVENTO DEL IMPERIO ROMANO, quieren saber quien fue Cristo... bueno BUSCA LA MITOLOGÍA DE HORUS "Dios Egipcio" Y TE SORPRENDERÁS EL PARALELISMO CON ESTE "cristo", pero Horus fue 3000 años antes, OJO AL PIOJO... DESPERTÁ PORQUE TODO LO QUE TE DIJERON ES MENTIRA.... PARA QUE VOS SEAS ESCLAVOS DE ESTOS HIJOS DE PUTA...


Se está leyendo ahora