"Habilitar este tipo de centros es la clave hacia donde tiene que ir la Argentina en la lucha contra la pobreza". La definición es del ministro de Primera Infancia de la Provincia, Carlos Abeleira, quien ayer recorrió el nuevo CPI del barrio Libertad, junto a Lorena Ríos, la funcionaria nacional del área que ayer visitó Salta. En una charla con El Tribuno, habló de los lineamientos del trabajo y de los resultados que se esperan.
¿Cuál es la propuesta?
Nosotros tenemos un plan, desarrollado puntualmente en la primera infancia porque creemos que la pobreza está infantilizada, la pobreza se inicia en la niñez. El desafío más grande que enfrenta hoy la humanidad es la lucha contra la pobreza. No lo decimos nosotros sino Naciones Unidas en la Agenda del Milenio, donde plantea la pobreza y el hambre como ejes sobre los que hay que trabajar. Nosotros estamos un poco preocupados por la mirada que existe hacia la pobreza porque, en general, lo que se mide y se mira son cuestiones económicas o estructurales, que es lo mismo que decir "vos sos pobre porque te falta dinero o porque tenés necesidades de servicios". Todas las mediciones son así, la canasta básica. canasta total, necesidades básicas insatisfechas. Nosotros entendemos que la mirada tiene que ir un poco más allá y apuntar a las personas, trabajar las personas. Una persona deja de ser pobre desde el momento en que es agente de su propio destino.
¿Qué se hace entonces?
Desde el Ministerio de la Primera Infancia estamos haciendo monitoreos en la zona sudeste, oeste, el norte, un trabajo que se va a agrandar con los agentes sanitarios. Apuntamos a conocer la realidad de las personas para trabajar con esa realidad junto con la oferta del Estado, sin pasar por intermediarios. Así, vamos directo al abordaje de la integralidad. Podemos hacer cosas fantásticas, maravillosas, pero ocurre que en muchos lugares el daño ya está hecho. Se puede mejorar mucho, disminuir los riesgos pero el gran cambio no se va a hacer porque son cuestiones difíciles. Sí, es verdad que existe la desnutrición infantil, el daño cerebral por la malnutrición en los primeros años de vida, pero también cuestiones de discriminación, humillación, soledad, a la falta de capacitación para aprovechar las oportunidades... sobre todos estos aspectos hay que trabajar.
¿Cuál es la edad indicada para intentar cambios?
El gran cambio se da en la niñez. El niño es el eje más importante para trabajar la pobreza. Es agarrar una generación, cuidarla y llevarla para adelante bajo esquemas de trabajo como el que hoy ponemos en marcha acá: centros de primera infancia que cubran las necesidades de chicos desde el nacimiento hasta los 3 años, cuando ya ingresan en la escolaridad.
Por eso, la presencia de Fundación Conin...
Nosotros invitamos a trabajar con nosotros a Conin, para hacer frente a la desnutrición en base a una metodología ya aprobada. Estos centros van a utilizar la metodología Conin. y se va a trabajar fuertemente el desarrollo infantil temprano. Lo que se puede hacer con un niño de 0 a 3 años marca a una persona para toda la vida. Estos lugares van a ser la clave de una futura generación. Hoy tenemos 37 centros de desarrollo infantil y este de Libertad es el primero de 14 nuevos que abriremos. Y si sumamos los 8 centros de Conin tenemos 58 centros para la atención de chicos, con un mismo lineamiento y un único esquema. La clave son los chicos.
¿Qué pasa cuando el niño sale del centro y tiene que volver a la casa, que es la misma de donde lo sacaron?
Cuando salen de acá, ingresan en el sistema educativo. Y es cierto que vuelven a la misma familia, pero hay que tener presente que esa familia ya está incorporada en este trabajo con el modelo Conin que hacemos. Esto es, la incorporación de la familia, con seguimiento médico y nutricional de los chicos que estén en el centro y, además, la estimulación temprana. Hay que trabajar al niño, necesariamente, con su papá y con su mamá y hay que ir primero por los más vulnerables, por los que tienen algún riesgo nutricional. Nos concentramos en un sector que entendemos, a priori, vulnerable. Además de Conin, trabajamos con Techo, la Cruz Roja y la Universidad Nacional de Salta.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Maria Luisa Jarruz
Maria Luisa Jarruz · Hace 7 meses

Este tema se ha trabajado siempre, antes estaban los Centros de Desarrollo Comunitarios, Los Centros Infantiles, que tenían la misma función recuperar a los grupos familiares con presencia de niños desnutridos, embarazadas, brindaban apoyo escolar, capacitación a los padres también, en el marco de las Metas del Milenio. También estaban el programa volver a casa que era monitoreado por un equipo interdisciplinario o no recuerdas el ultimo periodo del gobierno anterior el Plan Alimentario, Las UPAC. el EAN. que fueron evaluados positivamente por la gestion nacional. Creo que la falta de Sostenibilidad de las Politicas publicas hacen que estos problemas vuelvan a resurgir. Las políticas publicas carecen de continuidad por la ideología de los gobiernos de turno que cuando asumen ni saben lo que se hizo y tiran todo abajo porque al que se fue lo consideran no adversario sino enemigo, y aquí en la lucha de poder personal pierde la gente, lo peor se van vidas! es algo que los políticos no entienden. El pleno Siglo XXI hablar de desnutrición en este país es vergonzoso!! no debería existir ni un solo comedor!! todos los niños deben gozar de sus derechos siempre..!!! o sea que nadie le descubrió el augero al mate... Hoy deberian estar hablando de calidad de vida y no de necesidades insatidfechas, hace 30 años!!! la misma historia, esto habla de la calidad de gerenciamiento que hay y que hubo nadie piensa en la gente.


Se está leyendo ahora