Cada 15 de agosto, el pueblo histórico de Casabindo, en la Puna de Jujuy, celebra a su patrona la Virgen de la Asunción, una fi esta en donde se produce una peculiar unión entre lo religioso y lo pagano, donde se conmemora la Asunción de la Virgen María y se ofrenda a la Pachamama.

Es una celebración popular, con Danza de samilantes, Bandas de Sikuris, Toritos, Caballitos, Cuarteadas y promesantes. Se destaca el tradicional Toreo de la Vincha, único espectáculo incruento de Sudamérica, en el que la meta es arrebatar de las astas del toro una cinta con monedas sin lastimarlo. Los toreros no lucen trajes vistosos y en la arena jamás cae una gota de sangre de un toro. La agasajada, la “Mamita” es la “Virgen de la Asunción”, patrona de esas tierras que preside el toreo.

En Casabindo los toreos ofrendan a la “Mamita” todo su coraje, arrebatando de entre los cuernos de los toros la vincha roja adornada de monedas para la Virgen. Toreo de la Vincha Los Colorados Por detrás del Cerro de Siete Colores se encuentra el paseo de Los Colorados, un sendero pedestre de tres kilómetros, en el que la combinación de colores y caprichosas figuras gigantes, modeladas por la naturaleza, crean un paisaje único a espaldas del pueblo de Purmamarca acompañado por el lecho del río Tumbaya. En este sector se puede tener una vista panorámica única en el pie del mirador El Porito.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...