El juez federal Sebastián Casanello afirmó hoy que en la causa que tiene a cargo por lavado de dinero contra el empresario Lázaro Báez "no hay ningún techo", al referirse a la posibilidad de que pueda alcanzar a integrantes del gobierno anterior.
"Como dijo el fiscal (Guillermo Marijuan), no hay ningún techo", señaló el magistrado en declaraciones a la prensa, al ser consultado sobre si la investigación podría direccionarse contra la expresidenta Cristina Kirchner. Casanello se expresó así una semana después de que el fiscal del caso pidiera la indagatoria de la exmandataria por la presunta comisión de los delitos de omisión de denuncia y encubrimiento, a raíz de movimientos bancarios por 500 millones de dólares de Báez y por los cuales la Argentina había sido alertada.
El juez evitó referirse al audio que trascendió en los últimos días, en el que Marijuan afirmó que con esa medida había dejado a Cristina Kirchner al borde de la detención.
Al ser consultado sobre las diversas propiedades que aparecieron a nombre de Báez, Casanello señaló que "en el primer procesamiento se trabó un embargo" al respecto y ahora la investigación quedó a cargo del fiscal de la causa.
El magistrado negó haberse manejado con lentitud en la causa por lavado de dinero y afirmó que "cuando una prueba es determinante se toman medidas determinantes" y no antes. "Es una afirmación que no se basa en ningún dato de la realidad", subrayó el juez federal, al rechazar las críticas por la supuesta falta de celeridad en esa investigación, luego de participar de una mesa de debate sobre derechos humanos en la Legislatura porteña.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora