Casi la totalidad del dinero para obra pública del próximo año provendrá de transferencias nacionales, montos que coparticipa la Casa Rosada y de créditos externos. Muy poco aportará la Provincia, según se puede ver en el Plan de Trabajos Públicos, que acompaña el proyecto de presupuesto 2017. Hay montos llamativos como tan solo un millón de pesos de recursos propios que inyectará el Instituto Provincial de Viviendas (IPV).
El Grand Bourg prometió que el 2017 tendrá una fuerte inversión en infraestructura. No obstante, la participación de las construcciones en el gasto público seguirá baja. De cada 100 pesos, solo 14 irán para los 1.021 proyectos definidos que incluyen escuelas, viviendas, centros de salud, comisarías, entre otros. Hay obras nuevas, refacciones y ampliaciones. Las partidas afectadas ascenderán a 6,6 mil millones, mientras que el presupuesto será de $46 mil millones y llegará a $48 mil millones si se toma el gasto consolidado, es decir a organismos descentralizados.
El 64 por ciento de los fondos para frente de obras dependerán de transferencias nacionales. Son unos 4,2 mil millones de pesos devenidos de programas como el Pacto Federal Educativo, el Fondo Soja, los programas Más Escuelas, Mejoramiento Barrial y planes habitacionales, por citar algunos.
Otras partidas que se desprenden de ingresos tributarios o leyes especiales de distribución de recursos de la Nación sustentan un 12 por ciento de la obra pública salteña prevista para 2017. Estos ítems suman 796 millones de pesos, e incluyen afectaciones como las del Fonavi, la coparticipación vial o el Fondo Especial de Desarrollo Eléctrico del Interior.
Otro caudal importante se genera con endeundamiento en el mercado de capitales u otras líneas de financiamiento como las del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Esto, en su conjunto, equivale al 23 por ciento de los recursos comprometidos para el plan de infraestructura. Ese monto supera los 1,5 mil millones de pesos. Se incorporará una parte de los 350 millones de dólares del préstamo que se tomó a mediados de año en Londres, con una de las tasas de interés más altas registradas para el endeundamiento de los gobiernos provinciales.
obras.jpg
Con parte de esos recursos se empezarán a ejecutar los proyectos enmarcados en el Plan Bicentenario, la mayoría a cargo del Ministerio de Infraestructura.
El Gobierno provincial, además, espera otra inyección de recursos nacionales como el Plan Hábitat y otros programas que se desprenden del Plan Belgrano. No obstante, se evidencia aún más la dependencia externa para el desarrollo de obra pública.
En este informe, El Tribuno analiza además otros cinco aspectos del proyecto de presupuesto: la coparticipación municipal, los fondos del IPV, la recaudación, el empleo público y el impacto del Plan Belgrano en el resultado fiscal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Martin Gabriel Costello
Martin Gabriel Costello · Hace 1 día

Creo se mejorara bastante con el aumento de cooparticipacion a Intendencias, pero es MAS importante se les enseñe a estos de ejecutar las MAS necesarias a la region...por ej. en Seclantas, Cachi, NUNCA hasta ahora se les ocurrio revestir con piedra y cemento las acequias de riego....o a lo mejor se logre TERMINAR el pavimento de La Cuesta del Obispo...en el tramo de abajo de Los laureles estan con las Obras de Arte, MAS grandes que lo que los tramos a pavimentar por La Empresa, desde hacen SEIS años??.. Habra otro LAzaro baez alli? Martin Costello-Ex.Dir.Municipal-

guillermo jensen
guillermo jensen · Hace 1 día

Si la mayoria del dinero para obrs publica debe provenir de recursos externos como la nacion. Que sentido tiene un gobierno provincial. Solo se necesita un gerente de obras. Destinar el 14% para escuelas refleja la mentalidad peronista. L aeducacion NO es prioridad ni importante. Ariba las alpargatas, abajo los libros, sigue siendo el canto


Se está leyendo ahora