En Tartagal muchos siguen hablando de "lo que le pasó" a Reynaldo "Amarillo" Jerez, mientras aún no se vislumbra una hipótesis clara sobre el homicidio ocurrido el sábado a la madrugada.
Tres detenidos tiene el caso hasta el momento: dos ladronzuelos conocidos por robar una moto y una escuela, y una mujer que es señalada como posible "entregadora" del Amarillo.
Dos son las líneas sobre las que se orienta la investigación y sobre las que la gente habla: una pone el acento en que Jerez fue víctima de un hecho de inseguridad (robo seguido de muerte), y la otra hace referencia a un posible ajuste de cuentas "equivocado", ya que los sicarios podrían haberlo confundido con la persona objeto de un eventual "encargo".
Lo que sucedió entre las 5 y las 6 del sábado es lo que tratan de saber los investigadores. A las 5 Jerez dejó en su casa a su amigo y concejal Walter Salvatierra, tras compartir un asado. Poco después de las 6 fue hallado en el barrio Tomás Ryan, con una mortal herida en el cuello y un disparo en la espalda.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora