Joaquín Bridoux, Francisco Pío Peralta y Sergio López son juzgados por omisión de los deberes de funcionario público por un hecho ocurrido en septiembre de 2004, cuando falleció la niña Natalia Soruco y resultó herida otra menor. El fiscal penal 8, Federico Jovanovics, representa al Ministerio Público ante la Sala I del Tribunal de Juicio.
El Tribunal está integrado por los jueces Federico Armiñana Dohorman, Héctor Alavila y Claudia Puertas, y en la primera jornada recibieron el testimonio de dos testigos, mientras que los imputados no prestaron declaración.
Durante las dos primeras jornadas, dos de los testigos que declararon bajo juramento fueron demorados por la fuerza pública. El lunes los imputados no quisieron declarar y los jueces hicieron pasar a la Sala al testigo José Ramos Pistán, ingeniero civil, quien se desempeñaba en ese momento en el áera de la Dirección de Obras Particulares de la Municipalidad. El testigo sostuvo que el parque no podía funcionar, sin embargo el lugar funcionaba, al parecer "habilitado" por alguien.
Luego fue el turno de Hugo Eduardo Armella, quien dijo haber sido en ese momento inspector y chofer de la Municipalidad de Salta. Él, junto a otro municipal que declaró ayer, salieron demorados de la Sala I por falsear sus dichos. El juicio continuará hoy en la Sala I del Poder Judicial.

El caso

Natalia Soruco, de 12 años, murió después de un mes de penosa agonía, ya que el supuesto accidente en el juego mecánico le causó graves lesiones.
El incidente mortal se produjo cuando se desprendió un carro que impactó sobre otro donde estaba la menor, lo que le provocó politraumatismo con aplastamiento de pulmones, intestinos, riñones y páncreas.
Fue el 25 de septiembre de 2004, en el King Mega Park, que estaba instalado en el predio del hipermercado Libertad.
Junto a Natalia se hallaba Melinda Miranda, de nueve años, quien sufrió golpes de los que pudo sobreponerse meses después. La tragedia ocurrió un sábado, a las 19.30.
Cuando El Pulpo estaba en movimiento se descabezó un bulón que sostenía uno de los habitáculos. Este se desprendió del brazo que lo unía al eje y cayó sobre otro que corría por debajo, donde se encontraban las dos nenas. Las menores fueron llevadas al Hospital de Niños. Poco después a Natalia la derivaron al Hospital Italiano de la ciudad de Buenos Aires, donde le diagnosticaron muerte cerebral, falleció en Salta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora