El lunes comienza el juicio por el supuesto homicidio de Noelia Rodríguez, una joven guachipeña desaparecida un 4 de mayo de 2014, en circunstancias nunca del todo esclarecidas.
El caso, que llegó a ridiculizar a los investigadores locales que no pudieron dar con el cuerpo a pesar de que supuestamente uno de los detenidos había dado precisiones sobre su ubicación.
Meses después de la desaparición la joven fue dada por muerta sin que se hubiera hallado siquiera un rastro de ella.
Sin embargo, la búsqueda frenética de pruebas solo consiguió que dos policías, uno de ellos comisario, fueran enjuiciados y sentenciados a ocho años de prisión por aplicar apremios ilegales y torturas en contra del vecino de Guachipas José cayetano Sulca.
El debate tendrá como acusados a Aldo Darío Vargas y Celia Karina Cardozo por homicidio doblemente agravado en grado de coautores, y Sergio Ramón Villagrán por encubrimiento agravado, en perjuicio de Noelia Yohana Rodríguez.
El juicio
La Sala III del Tribunal de Juicio, integrada por los jueces Pablo Farah (presidente), María Victoria Montoya Quiroga y Silvia Bustos Rallé (vocales ad hoc), tendrá a su cargo a partir del lunes 13 de junio la audiencia de debate en la causa seguida contra Aldo Darío Vargas y Celia Karina Cardozo por homicidio doblemente agravado en grado de coautores, y Sergio Ramón Villagrán por encubrimiento agravado, en perjuicio de Noelia Yohana Rodríguez.
Las audiencias se extenderán hasta el 24 de junio. Intervendrá el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas (UGAP) 2, Pablo Paz.
Según consta en la causa, el sábado 3 de mayo de 2014, Noelia Rodríguez se dirigió junto a su sobrina hacia Guachipas, donde vivía su hermana, para asistir a un festival folclórico que se llevaba a cabo en el complejo municipal de esa localidad. Permanecieron en el lugar hasta alrededor de las 6 de la mañana y al día siguiente (domingo 6 de mayo), Rodríguez y sus familiares concurrieron al festival de doma. Allí estuvieron hasta cerca de las 19, momento en que la víctima se retiró para regresar al domicilio de su hermana, junto a su sobrina. Alrededor de las 20, Rodríguez le dijo a su acompañante: "Me voy, vos ya sabés dónde. Te prometo que vuelvo temprano". Según testimonios, la víctima había acordado un encuentro con Aldo Darío Vargas, apodado el Gringo. A continuación se retiró de la vivienda llevando solamente su celular.
Esa fue la última vez que se la vio con vida. Todo lo demás fue una investigación trunca.

El festival de la doma, el encuentro

Ese fin de semana la joven viajó desde Salta y luego desapareció. La familia de la joven relató que el 4 de mayo, poco después del festival del tamal y la doma, Noelia salió al encuentro de su amante en algún lugar cercano al pueblo, aunque no se sabe a ciencia cierta dónde fue y con quién se encontró la muchacha en realidad. A partir de allí los padres de Noelia recibieron varios mensajes desde el teléfono de la joven, la que comunicaba que se hallaba en Cafayate primero y luego otros mensajes indescifrables. Los malos presentimientos hicieron que los familiares denunciaran su desaparición, advirtiendo sobre la aversión de la mujer de Vargas contra la amante de su esposo.
noelia rodriguez1.jpg
<div>Las estufas, uno de los tantos lugares rastrillados en dos meses en Guachipas.</div><div><br></div>
Las estufas, uno de los tantos lugares rastrillados en dos meses en Guachipas.


Lo que dijo la familia de la joven

Toda la acusación se basa en los dichos de la familia de Noelia. Desde la noche del 4 de mayo de 2014 a pesar de los reiterados pedidos de los familiares de la joven para que busquen a la mujer, esta recién comenzó una semana después.
Todas las diligencias fueron infructuosas.
Fuentes policiales aseguraron que decenas de policías rastrillaron la zona cercana al vertedero o basural de Guachipas. Lo único certero fue la detención del matrimonio compuesto por Aldo Vargas y Karina Cardozo.
Fuentes de la investigación aseguraron que fue la propia familia de la desaparecida la que aportó detalles de la relación extramatrimonial que unía a Noelia Rodríguez con el esposo de Karina Cardozo, quien tuvo hace dos meses su primer hijo con su marido, Aldo Vargas.
Fuentes de Guachipas señalaron que Vargas y Rodríguez eran primos entre sí y que la relación entre ellos habría enfurecido a Cardozo, quien según la policía, confesó el crimen.

Tiempo para que huya el criminal

El relato crudo del odio de Cardozo, sumado al antecedente de que la mujer había atacado con un arma blanca a Vargas cuando descubrió su infidelidad con la joven, hicieron que la policía buscara al "Gringo" Vargas y lo demorara en el paraje La Ciénega, cerca de Salta capital. Sin embargo, la fiscal de Coronel Moldes desestimó en ese momento su detención.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora