Debido a la aparición de los primeros cuadros febriles, los cuales debido a la época del año y la presencia de lluvias son tomados como casos sospechosos de dengue, el municipio de General Gemes, en forma conjunta con personal de la Palúdica, iniciaron una intensa actividad de fumigación en los sectores cercanos a los casos sospechados. Las fumigaciones son parte del protocolo de bloqueo que se activa en forma inmediata a la aparición de una persona con fiebre u otro síntoma compatible con el dengue, por medio del cual se fumiga el domicilio de la persona y las manzanas más cercanas; "la confirmación de la enfermedad es posterior al bloqueo, es decir después no importa si da negativo o positivo porque el trabajo ya se hizo; en los casos sospechados, que en total fueron cuatro, todos salvo uno que aún no llegaron los resultados, dieron negativos, sin embargo los sectores cercanos ya fueron fumigados", expresó la directora de Medio Ambiente, Teresita Barrionuevo. Uno de los problemas con los que se encontró el personal destinado a la fumigación fue la negativa de permitir el ingreso a sus domicilios, "debemos fumigar todas las viviendas cercanas porque si no fumigamos una, el trabajo sería inútil, debido a que allí podría haber mosquitos Aedes. Debemos ser solidarios y permitir la fumigación", expresó Domingo Ramírez, personal de la Palúdica dependiente de Nación. En general, las familias que se niegan a abrir la puertas es porque tienen cacharros.

Descacharrado para prevenir en El Bordo

El municipio de El Bordo también reinició el descacharrado. Camiones municipales y del propio intendente Raúl Martínez recogieron cacharros que las familias sacaron a la vereda. "Una gran cantidad de chatarra juntamos en menos de un día. Son toneladas de cosas inservibles que podrían alojar al mosquito transmisor del dengue, queremos la colaboración de la población, que tomen conciencia y controlen sus viviendas, no queremos una epidemia de la enfermedad", dijo.

"Mejor preparados"

"Hay familias que no quieren fumigar porque temen por la salud de los niños o si son negocios, que se
perjudique la mercadería, pero las fumigaciones se hacen con un piretroide que no es dañino y que en dos horas con la vivienda ventilada se va, voltea al mosquito adulto pero no así a larvas o huevos, los que solo pueden ser
eliminados por medio del descacharrado. Trabajamos todo el año con la prevención y el descacharrado, esperamos tener este año muchos menos casos que el año pasado, estamos mejor preparados", dijo la ingeniera Barrionuevo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Carlitos Manggiapane
Carlitos Manggiapane · Hace 1 mes

La fumigación en caso de epidemia o prevención de brotes es obligación con intervención policial en caso de negarse a la misma. Es atentatoria al derecho a la salud de los ciudadanos que viven en el entorno,


Se está leyendo ahora