El abogado Víctor Stinfale declaró hoy ante el juez federal Sebastián Casanello en la causa por las cinco muertes ocurridas en la Time Warp, se desligó de la organización de la fiesta, dijo que él sólo es asesor jurídico de la empresa "Energy Group", que comercializa el agua "Block" y Speed, y seguirá detenido.
Stinfale que estuvo durante casi siete horas ante el juez de la causa, declaró que él tuvo "participación cero en la fiesta", que no dio ninguna directiva, y se quejó de las filtraciones de la causa a la prensa.
El abogado había ingresado este miércoles por la mañana a los Tribunales de Comodoro Py para prestar declaración indagatoria alrededor del mediodía, acompañado por sus abogados Mariano Cúneo Libarona y Alejandra Baratt.
Stinfale había quedado detenido este martes luego que el fiscal federal Federico Delgado lo acusara de ser uno de los organizadores del evento realizado en el complejo Costa Salguero, el pasado 15 de abril. En su declaración ante el juez y según pudo saber NA, el abogado se dedicó a desmentir la acusación fiscal y dijo que "fue su exmujer Andrea Fasano quien tuvo la idea de traer la marca Speed al país y que a él no le interesaba".
También señaló que "Fasano fue quien creó la empresa Energy y que convocó a Walter Santángelo -quien permanece prófugo- como socio capitalista". Además, Stinfale indicó ante el magistrado que Érica Troilo no es su secretaria, sino que es la persona que le lleva sus chequeos médicos y los teléfonos de todos los médicos y que la conoció a través de Adrián Conci.
Alrededor de las 14 de este miércoles se realizó un cuarto intermedio en la audiencia y Stinfale al volver señaló que la bebida Speed siempre auspició fiestas electrónicas, pero que ahora se estaban expandiendo a eventos deportivos y querían alejarse de la movida nocturna. Al ser consultado sobre un documento que fue borrado de una computadora, en el momento en el que se allanaba la empresa Energy, Stinfale contó que él llegó después del secuestro de los objetos y que quien borró ese archivo pudo haber sido cualquier empleado.
Antes de entrar a la audiencia el letrado tomó una medicación por sus problemas cardíacos y le contó al juez que hace 5 años no duerme por las noches por problemas de salud. En tanto, el empresario Walter Santángelo, dueño de la firma "Energy Group" permanece prófugo de la Justicia y presentó un escrito en el juzgado en el que explicó que su empresa sólo fue "proveedora" y no tuvo "participación en la producción del evento".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora