Un llamativo giro tomó ayer la indagatoria de Reynaldo Delfín Castedo, acusado de narcotráfico, cuando desconoció una indagatoria que le habría realizado el exjuez federal de Orán Raúl Reynoso, durante 2013.
Ante el juez federal de Orán, Gustavo Montoya, y los fiscales federales José Luis Bruno (Orán) y Eduardo Villalba (Salta), Castedo negó haber sido indagado en diciembre de 2013 por Reynoso, a cargo de la causa en ese momento, y desconoció que sea suya la firma en el expediente.
"Cómo pude ser indagado ese año si yo estoy prófugo hace nueve años", sostuvo.
Ante esto, el juez pidió que le tomaran pruebas caligráficas para que peritos de Gendarmería determinen si es o no su firma.
"Varios de los que estaban ahí vieron las dos firmas y les parecieron completamente distintas", dijo una fuente extraoficialmente.
El resultado del peritaje se conocería en los próximos días. Si se trata de firmas distintas se podría sumar este antecedente a la causa por la que el exjuez Reynoso está detenido y en la que está acusado de liberar narcos a cambio de coimas.
Mientras, el juez Montoya deberá definir si agrava la acusación contra Castedo, tal como le pidieron los fiscales, al pasar a considerarlo líder y no simple miembro de una asociación ilícita que traficaba drogas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Mariano Álvarez
Mariano Álvarez · Hace 3 meses

Al momento de "prestar" esa declaración tenía pedido de captura de tartagal por lo que debería haber quedado detenido. Además el acta dice desconocer los nombres de sus padres, la edad no coincide con su fecha de nacimiento y la firma es distinta a su caligrafía. Esto permitió el procesamiento in audita parte y que Reinoso lo presionará pidiendo plata. Además justificó su crecimiento patrimonial favorecido por la devaluación y que su mote de narco viene del 97 por una causa en la que fue absuelto.


Se está leyendo ahora