Reynaldo Delfín Castedo, el hombre sindicado como el jefe de una organización de narcotráfico en el norte, no declarará hoy ante el juez federal de Orán, Jorge Gustavo Montoya. La audiencia fue suspendida ayer, oficialmente, por el corte de ruta a raíz de la protesta de los trabajadores del ingenio El Tabacal.
Sucede que Castedo está detenido en la cárcel federal de General Gemes y para declarar ante el juez Montoya, que entiende en la causa en su contra, debía viajar a Orán.
Sin embargo, una versión extraoficial señaló ayer que existía el temor de que algún grupo delictivo organizara un operativo para intentar rescatar al detenido. Bajo este supuesto, se indicó que existía la posibilidad de que el juez Montoya se trasladara a la prisión de General Gemes o a la Cámara Federal de Apelaciones de Salta, para indagar al detenido.
Reynaldo Delfín Castedo estuvo prófugo de la Justicia Federal durante casi una década.
Él está acusado de liderar una organización de narcotráfico en el norte salteño y es acusado de ser el supuesto autor intelectual del crimen de la productora rural de Salvador Mazza, Liliana Ledesma, quien fue ultimada cuando intentó resistir, junto a otros productores, un desalojo de los caminos vecinales por donde se traficaban toneladas de cocaína.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora