La investigación por la causa Los Sauces podría desencadenar en una investigación por el supuesto delito de lavado de dinero. Se trata del expediente que investiga la evolución patrimonial de la empresa, propiedad de la familia Kirchner. El dato lo aportó el fiscal federal Carlos Rívolo, quien apuntó que mantiene diálogo permanente con sus colegas para "no pisarse" en investigaciones hacia la ex Presidenta.
En diálogo con radio Nacional, el fiscal señaló que se amplió la pericia vinculado a "ciertos ingresos-egresos que aparecían en los libros contables, pero no reflejados en los extractos bancarios". Por eso, según el representante del Ministerio Público, se pidió a los peritos que aclaren el desfasaje. "Para nosotros no es nada claro", señaló.
La causa de Los Sauces investiga la sociedad anónima de la familia Kirchner, dedicada a negocios inmobiliarios, que tuvo como principales inquilinos a los empresarios vinculados al kirchnerismo, Lázaro Báez, Cristóbal López y varias de sus empresas. Se trata del caso conocido a partir de la denuncia presentada por la diputada nacional Margarita Stolbizer.
Según Rívolo, se investigan varios delitos, como la omisión en declaraciones juradas, y la posible falsificación de documentos públicos."Investigamos una posible hipótesis de lavado de dinero", señaló el fiscal federal. "Podría desencadenar en una investigación de lavado de dinero. Por eso, estamos atentos a las otras investigaciones que también contienen estas hipótesis", agregó.
"Investigamos una posible hipótesis de lavado de dinero", señaló el fiscal federal. "Podría desencadenar en una investigación de lavado de dinero. Por eso, estamos atentos a las otras investigaciones que también contienen estas hipótesis", agregó.
"No nos estamos juntando para ver cuándo es la indagatoria. Hay tres o cuatro expedientes que involucran a la ex presidenta, cada uno tiene un fiscal, pero no existe un grupo formalizado", señaló el fiscal, quien sí reconoció que existen "objetos procesales que tienen comunicación". Por el momento, las causas serán investigadas por separado y no unificadas.
"No sentimos presión por el debate (sobre si Cristina debe ir o no presa). No voy a negar la existencia de presiones, yo comencé la investigación sobre el exvicepresidente Amado Boudou a treinta días de su asunción. La cuestión política debe ser responsabilidad de los políticos. Hoy la política sigue teniendo muchísima influencia dentro del Poder Judicial, y hay que tender a que esto se aparte", relató.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora