El fiscal federal Guillermo Marijuan reiteró una batería de medidas de prueba en una causa en contra de la expresidenta Cristina Kirchner, su exjefe de Gabinete y la procuradora general de la Nación Alejandra Gils Carbó, en el marco de una denuncia hecha por la diputada Elisa Carrió sobre el presunto encubrimiento en la investigación por la muerte de Alberto Nisman.
Fuentes judiciales informaron Que Marijuan volvió a pedir una gran cantidad de medidas al juez federal Norberto Oyarbide, ante dos denuncias hechas por Carrió por presunto encubrimiento y planificación en torno a la muerte del extitular de la Unidad AMIA, hallado muerto en su departamento de Le Parc el 18 de enero de 2015.
Carrió al poco tiempo de la muerte hizo dos denuncias: en una le apuntó al exjefe del Ejército César Milani, al exjefe de Gabinete Aníbal Fernández, al titular de la Policía Federal Román Di Santo y a la procuradora Alejandra Gils Carbó.
A todos los acusó por la presunta existencia de un plan delictivo en torno a la muerte del fiscal y su encubrimiento posterior: sostuvo que hubo "zona liberada" en Le Parc la noche en que fue encontrado Nisman sin vida.
La otra denuncia fue extensiva a Cristina Kirchner y ambas están en poder del juez federal Norberto Oyaride con intervención de Marijuan.
Según señaló Carrió, hubo varios hechos en torno a la muerte: tareas de espionaje por las cuales involucra a Milani y el haber utilizado presupuesto del Ejército con ese fin; la creación meses antes del hecho de la Agencia Federal de Inteligencia; la intromisión del poder político en la investigación; y el entramado de empresas detrás de aquella que tenía a cargo la seguridad del complejo de Puerto Madero.
Es que, según Carrió, el contador de la firma "Seguridad Integral Empresaria S.A" forma parte de otras compañías de las que sería integrante Guillermo Elazar, pareja de la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado, exesposa de Nisman.
Marijuan pidió por ello que la Inspección General de Justicia (IGJ) aporte la conformación societaria de la empresa de seguridad en cuestión.
Carrió denunció que el asesinato de Nisman se planificó, incluso, durante viajes en Buquebús, en donde hubo elementos de la inteligencia iraní, por lo que Marijuan pidió a la empresa que informe si hubo durante esos días pasajeros de esa nacionalidad.
Específicamente, Marijuan pidió que Migraciones informe sobre salidas e ingresos de pasajeros de Buquebus de procedencia iraní, pudo saber NA, y también solicitó al juez Oyarbide que reclame a Presidencia detalles sobre el presupuesto dedicado al área de inteligencia desde 2007 a la fecha.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora