La Justicia Federal de Salta espera que en un mes o un mes y medio el empresario boliviano José Luis Sejas Rosales, detenido ayer en Santa Cruz de la Sierra, sea traído a estas tierras para juzgarlo por el tráfico de cocaína y precursores químicos.
Sejas Rosales es uno de los narcotraficantes más buscados por la Justicia Federal en Salta, a raíz de la cantidad de causas (once) y el volumen de las operaciones (casi una tonelada de cocaína y 35 mil litros de precursor).
Hace casi un mes, la Corte Suprema de Bolivia había aprobado la extradición de Sejas Rosales, solicitada por Argentina. Con ese fin ordenó a la Justicia de Santa Cruz de la Sierra -donde residía el empresario- que lo detuviera.
El empresario gozaba, hasta ayer, de una libertad provisoria que había obtenido el 22 de diciembre del año pasado, en una causa también por narcotráfico abierta en su país.
El miércoles a la noche el Ministerio de Gobierno y la Policía de Santa Cruz organizaron un operativo con más de 100 efectivos. Fueron rodeadas las 15 casas que tiene el empresario en Santa Cruz. Ante su inminente detención, ayer a las 7, hora de Bolivia (8 de Argentina), Sejas Rosales se entregó.
"No se han allanado (los domicilios), se los ha rodeado. Él ha tenido que entregarse porque no tenía más alterativa", sostuvo el ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, en conferencia de prensa.
"Soy inocente. Nunca he traficado con ningún tipo de sustancia controlada", interrumpió Sejas Rosales la conferencia. Las cámaras y micrófonos lo enfocaron y agregó: "Son netamente problemas de los choferes, no son problemas míos".
Con estas palabras repitió la estrategia que usó para estar libre: siempre dijo que se trataba de "choferes infieles" a su empresa, que utilizaron sus camiones para traficar droga.
Ese fue el argumento que la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) desvirtuó el año pasado, al señalar que detrás de al menos once camiones con droga había una organización superior que los comandaba y señaló a Sejas Rosales como su líder.
Tras su detención, el empresario fue llevado a la cárcel de Palmasola, en Santa Cruz.
El ministro Romero dijo que la Justicia local busca a la esposa y cuatro hijos del empresario a fin de establecer su grado "participación en el tráfico de drogas y en la obstaculización de la Justicia, por haber ayudado a esconder a Sejas Rosales".
La causa
El empresario tenía pedido de captura internacional desde el año pasado por una causa en la que está acusado por el ingreso de un camión con más de 9 kilos de cocaína diluida en 600 litros ocultos en un tanque de combustible, y 35 mil litros de tolueno, un conocido precursor para producir la droga.
En marzo del año pasado, él se había presentado ante el Juzgado Federal de Orán, pero a los pocos días fue liberado por el juez Raúl Reynoso, quien lo consideró partícipe secundario (delito que es excarcelable). Sejas Rosales regresó a su país de inmediato.
En paralelo, la Procunar presentó el informe con las 11 causas de narcotráfico en las que intervenía Sejas Rosales, por lo que la Cámara Federal de Salta apartó al juez Reynoso del caso y lo puso en manos del juez federal N§ 1 de Salta, Julio Bavio. El nuevo magistrado dispuso la captura internacional del empresario, que ayer se concretó. A la vez, la Procunar pidió que se unifiquen todas las causas.

Uno de los más buscados

Sejas Rosales está acusado de traficar droga con su flota de camiones cisterna José Luis Sejas Rosales es uno de los grandes empresarios del transporte de combustibles de Bolivia. Con su flota de 90 camiones cisterna transportaba diesel y aditivos de gasolina para Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y para otras empresas privadas.
Según la imputación de la Procuraduría de Narcocriminalidad, desde 2011 al menos en trece oportunidades se interceptaron camiones de Sejas Rosales que ingresaron desde Bolivia trayendo cocaína.
Así, el empresario que quedó detenido ayer está acusado de intentar introducir al país casi una tonelada de cocaína -en varios casos la droga estaba diluida en líquido- y miles de litros de precursores químicos.
Esto lo convertía en uno de los narcos más buscados por la Justicia Federal de Salta, junto a hombres como Reynaldo "Delfín" Castedo, considerado uno de los principales responsables del tráfico de drogas en Argentina.

Defensa

Ayer a la tarde, los abogados de Sejas Rosales pusieron en marcha su estrategia para evitar que sea extraditado. Para ello apelarán al tratado entre Argentina y Bolivia que establece que si la persona ya es juzgada en su país por el mismo delito por el que es reclamada por el otro Estado, se puede denegar la extradición.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


maria torres
maria torres · Hace 8 meses

15 casas......ni que fuera político!!!!!


Se está leyendo ahora