Un total de 35 personas, entre ellas 30 niños, resultaron heridas ayer al caer un rayo durante un partido de fútbol en la población de Hoopstätten, en el oeste de Alemania.
Entre los adultos heridos está el árbitro del encuentro, a quien el rayo afectó directamente y tuvo que ser reanimado por equipos sanitarios sobre el terreno de juego.
Los niños lesionados tienen entre nueve y once años y sufrieron heridas leves pero de todos modos fueron ingresados en un hospital para una inspección médica.
Según medios locales, el incidente ocurrió justo cuando estaba por terminara el partido, un encuentro de la categoría juveniles, y no llovía ni había síntomas de que se acercara una tormenta.
Los servicios meteorológicos habían advertido ya desde ayer de posibles focos tormentosos, después de que el viernes se hubieran producido algunas fuertes descargas en algunas zonas de ese país europeo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora