Una poderosa organización delictiva que actuaba en distintos puntos de la ciudad fue desarticulada ayer y doce de sus integrantes fueron detenidos, tras una interminable serie de allanamientos realizados por la Policía provincial durante una extensa jornada.
Las órdenes de allanamiento fueron libradas por el Juzgado de Garantía 8, a cargo de María Edith Rodríguez, a solicitud de la Fiscalía Penal.
Todas estas diligencias judiciales fueron llevadas a cabo por unos cien uniformados que comenzaron a allanar domicilios a las 4 de la madrugada, cuando los delincuentes se hallaban dormidos.
En menos de seis horas la Policía localizó tres vehículos: un Chevrolet Corsa, un Fiat Uno y una Renault Duster, rodados que habían adquirido con el dinero proveniente de anteriores robos y que eran utilizados para transportar la mercancía que se llevaban a diario de domicilios marcados por la banda.
De los 17 allanamientos que se realizaron en la jornada de ayer fueron secuestrados gran cantidad de televisores, motocicletas, LED, netbook, joyas, equipos de música, electrodomésticos de todo tipo y una enorme cantidad de prendas de vestir.
Cada domicilio visitado por la Policía produjo al menos un detenido y al fin de la jornada de ayer los mismos alcanzaban el número de 12.
Cien policías participaron de la redada a la banda de ladrones conocida como "los chicos de Javi Pedraza", una aceitada organización que contaba con la colaboración de terceras personas, quienes les alertaban sobre los puntos donde debían actuar por ausencia de sus moradores,
Diez de los detenidos son varones, todos mayores de edad, y dos mujeres.
A las 11.30 de ayer finalizó el trabajo policial y los detenidos fueron trasladados hacia la Alcaidía Judicial.
La decisión de poner fin a la banda, conocida en el ambiente e investigada desde hace tiempo, se produjo tras 19 robos consecutivos que soportaron distintos vecinos de la ciudad en los últimos meses.
Informantes prófugos
Fuentes policiales aseguraron que prácticamente la banda está desarticulada y los cargos que deberán enfrentar comienzan en la asociación ilícita, robo y otros delitos en los que la investigación aún está reuniendo pruebas.
El modus operandi de los delincuentes normalmente era visitar domicilios previamente chequeados que se hallaban sin moradores al momento del robo. Entonces, varios ladrones llegaban al lugar elegido, ingresaban y cuantificaban la carga, se comunicaban a través de celular con los cómplices y estos iban en los autos y limpiaban el inmueble en distintos viajes. Los elementos robados a su vez eran colocados en venta en distintos puntos de la capital a través de terceras personas. Sorprendió además que los delincuentes hacían inteligencia con motocicletas malhabidas, las que fueron secuestradas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ANIBAL RAMIREZ
ANIBAL RAMIREZ · Hace 12 meses

ALICIA YAÑES NO SEAS IGNORANTE...SEGURO QUE PARA VOS ES TODO FACIL PEDIR O QUE TE DEN ALLANAMIENTOS POR PARTE DE LOS JUZGADOS? SI NO SABES TODO LO QUE HAY QUE JUSTIFICAR Y ADEMAS REALIZAS UN COMENTARIO MUY FUERA DE LUGAR...SEGURO QUE A VOS NUNCA TE ROBARON NADA Y PARA COLMO DEBERIAS CALLARTE LA BOCA Y ATARTE LAS MANOS Y EN REALIDAD SOS VOS LA OPA POR TU INAPROPIADA EXPRESION SOBRE EL TRABAJO POLICIAL. TARADA

Alicia  Yañez
Alicia Yañez · Hace 12 meses

Hacía rato que los venían siguiendo???Y por qué los dejaron avanzar?Esta vez no quisieron darle su parte a la policía?Se creen que todos somos opas.

juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 12 meses

Alicia es la verdad lo de tu comentario , no pudo ser mas acertado

Gilgamesh Enkidu
Gilgamesh Enkidu · Hace 12 meses

bien por la policia pero todos sabemos que lamentablemente nuestras leyes estan hechas para beneficiar a estos tipos pues son mirados ellos como victimas de la sociedad gracias a los Sacha Legisladores hacedores de Leyes...

Enrique Fulcini
Enrique Fulcini · Hace 12 meses

Bien la policía. Pero a ver si señores de El Tribuno empezamos a titular bien eh?, leí el copete y pensé que ya habia llegado el 10 de diciembre.


Se está leyendo ahora