En la tarde del sábado, en la plazoleta Centenario, se desarrolló un acto para celebrar los 128 años del nacimiento de la ciudad de General Güemes.
El acto fue presidido por la intendenta Alejandra Fernández, quien estuvo acompañada por autoridades legislativas, policiales y educativas y numerosos vecinos, que se dieron cita para rendir un justo homenaje a su ciudad.
Cabe señalar que General Güemes no cuenta con una fecha fundacional debido a que nunca fue creada oficialmente, sino que nació bajo el influjo de la actividad ferroviaria.
Lo que fue el Ferrocarril General Belgrano llegó a esta comarca hace 128 años y los alrededores de la estación se fueron poblando con los años, hasta llegar a ser el pueblo más importante del departamento Campo Santo.
Gracias a este crecimiento, imponente para la época, se transformó en el municipio cabecera del departamento, desplazando a Campo Santo e imponiendo su propio nombre.
Al no contar con una fecha que indique su nacimiento preciso, por la década de los 80, destacados historiadores locales, entre ellos la profesora Clara Gútiez, realizaron una intensa tarea de investigación logrando determinar que el 23 de julio de 1888, podía considerarse como fecha fundacional.
Lo que pasó ese día fue que el entonces presidente Juárez Celman firmó un decreto donde ordena el desplazamiento de la estación Santa Rosa, ubicada 3 kilómetros al sur, hacia donde la encontramos en la actualidad, debido a que se trataba de un sitio estratégico para la bifurcación de las vías férreas, una con destino hacia Salta, la línea Central-Norte y un segundo ramal con destino a San Salvador de Jujuy.
Un polo de desarrollo
Una vez reinstalada, la estación se transformó en un verdadero polo de desarrollo. En pocos años toda la actividad comercial de la zona se había concentrado en sus cercanías. "Güemes tiene mucho por redescubrirse; su rica historia no es muy conocida para la mayoría de los gemenses; por eso es importante aprovechar cada momento para despertar esa curiosidad y que comencemos a mirar un poco hacia adentro. Esa tarea la estamos realizando junto con un grupo de personas que no somos historiadores, pero tenemos esa necesidad de conocer y dar a conocer", expresó el Dr. Víctor Hugo Díaz.
Díaz es miembro de la Comisión de Revisión Histórica, y fue el encargado de realizar, en pocos minutos, un repaso de los principales acontecimientos que le dieron origen a la ciudad de Güemes durante el acto conmemorativo.
Para cerrar las actividades, abanderados de las escuelas primarias y colegios secundarios, junto a academias privadas, realizaron una pasada frente al palco oficial, para luego cantarle el feliz cumpleaños a la ciudad y degustar una porción de rica torta.
La jurisdicción
Por historia y tradición el pueblo de Campo Santo y su jurisdicción municipal se llevan los laureles en el Valle de Siancas.
La historia de la localidad azucarera tiene varios siglos, dado que fue poblada por hacendados españoles desde la época de la colonia y hace poco más de 200 años vio nacer la actividad de los trapiches en la provincia, en las propiedades de la familia Cornejo, con el ingenio San Isidro, de hecho uno de los más antiguos del país.
En este punto, cabe destacar que una vez nacido el pueblo de General Güemes se determinó que la ruta nacional 34 sea el límite jurisdiccional de uno y otro pueblo.
Así, hoy tenemos que casi la mitad de la ciudad y del ejido urbano de General Güemes está en jurisdicción de Campo Santo porque las edificaciones se extendieron rápido a uno y otro lado de la ruta nacional.
El tema dejó de ser una curiosidad para pasar a ser un verdadero problema dominial y catastral para autoridades y vecinos, porque nadie tributaba nada en ningún lado.
Por eso, desde hace unos pocos años, se considera que el último barrio de Campo Santo hacia el este es el Santa Rosa de Lima, y la calle que separa éste del barrio SOEM de Güemes, es el límite tácito entre las dos comunas, pero no hay nada formal al respecto. Nadie quiere hacerse cargo, en Campo Santo, de perder jurisdicción.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia