Un capítulo más para pasar de largo y una presión enorme para la próxima temporada. Central Norte volvió a quedarse corto en su intento por recuperar un lugar en el Federal A. Volvió a quedarse sin nafta en el tramo final y perdió todo en Formosa, con una derrota por 1 a 0 frente a San Martín y con incidentes incluidos (hinchas formoseños ingresaron al campo de juego para agredir a los del cuervo). Pero la responsabilidad máxima de esta eliminación fue del propio Central Norte, que no pudo marcar en los 180 minutos más decisivos. Central había comenzado mal el campeonato, sin poder imponerse ante rivales de mejor jerarquía, de menor presupuesto, de mucho menos historia y popularidad. Con Christian Lovrincevich como DT no convenció nunca: en 9 partidos, 3 victorias, 4 empates y 2 derrotas.
La llegada del Chango Cravero fue sumamente necesaria y le dio a Central oxígeno y estabilidad competitiva. Con este DT, el cuervo tuvo un invicto de 15 partidos y clasificó a la siguiente instancia con comodidad.
En la segunda rueda hizo los deberes a medias y debió recurrir a una goleada "sospechosa" en la última fecha (6-0 sobre Lastenia) para jugar los play-off del ascenso. Y acá, la historia ya narrada. Un solo gol en cuatro partidos y un sueño otra vez desvanecido.
El único festejo que tuvo Central en el año fue de entre casa: el Anual. Fue campeón luego de 13 años, tras ganar la etapa clasificatoria y el Decagonal, al vencer a Juventud en la última fecha.
Entre los otros equipos salteños del Federal B, ni Deportivo Tabacal pudo salvar las papas aún con una campaña inicial formidable. El equipo del norte de la provincia fue el segundo mejor de todo el país, solo por detrás de un tal Sansinena. Pero vio el final en la segunda rueda, en Tucumán, frente a Guzmán, donde le pesó la falta de experiencia. El resto jugó para cumplir y solo Atlético Chicoana no pudo escapar del descenso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia