Entre los cuatro mil conductores que fueron sometidos a test de alcoholemia por la Policía durante la madrugada del 1 de enero, más de 80 arrojaron resultados positivos y fueron multados. Los controles se efectuaron en los puestos fijos y móviles que desplegó la fuerza de seguridad y la Agencia de Seguridad Vial en las principales rutas y accesos a ciudades de la provincia.
En la capital salteña, también en la madrugada de Año Nuevo, inspectores de Tránsito municipal detectaron a 12 personas que conducían alcoholizadas, a quienes les secuestraron sus vehículos y se les retuvo el carné.
Los controles, tanto de la Provincia como del municipio capitalino, continuaron durante toda la jornada de ayer y finalizarán hoy a las 7. Los resultados finales de los operativos se esperan para el transcurso de la mañana.
El subcomisario Miguel Velardez, jefe de Prensa de la Policía, señaló a El Tribuno que en las primeras horas del domingo se verificó la documentación de unos 8.000 conductores y a la mitad de ellos se los sometió a la prueba del alcoholímetro.
Como parámetro, recordó que durante la Navidad y hasta las 7 del lunes 26 de diciembre, fueron controlados 10.020 vehículos en rutas provinciales y nacionales y se practicaron 4.019 test de alcoholemia, de los cuales 145 dieron positivos. Se confeccionaron, además, 561 actas de infracción por falta de documentación o desperfectos mecánicos, como luces quemadas.
Se estima que el balance del operativo de Año Nuevo arroje valores similares al de Navidad.

En capital

Los operativos en la ciudad de Salta se iniciaron a las 1.30 del domingo y hasta las 8 del mismo día se controlaron 800 vehículos.
Fueron secuestrados 12 automóviles y 8 motos, según precisó a este diario el director general de Tránsito municipal, Miguel Ángel Sosa.
Por alcoholemia se retuvieron a 12 y al resto por carencia de documentación. En la madrugada se labraron otras 36 actas de infracción por faltas menores. En Navidad, se secuestraron 24 vehículos, 14 por tolerancia cero al alcohol.
Sosa dio a conocer que se registró un incidente con un joven alcoholizado, quien se quiso dar a la fuga en un puesto de control que se instaló en inmediaciones de un boliche de avenida Paraguay. El conductor arremetió con su auto contra un inspector, quien tuvo que esquivarlo, aunque el vehículo igual lo rozó. El infractor fue detenido metros más adelante por otros agentes y, finalmente, se le secuestró su rodado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...