Con una numerosa marcha de vecinos en apoyo a la intendenta Yolanda Vega, los servicios, las oficinas y la Intendencia cerrillana tuvieron ayer una jornada de trabajo totalmente normal, pese al vandalismo y destrozos que una decena de personas causaron el pasado miércoles en la casa municipal.
Fue aproximadamente a las 18 de esa jornada cuando diez manifestantes ingresaron a la comuna, encerraron a los empleados, a integrantes de la comisión de corsos que estaban en el lugar y a dos mujeres policías, exigiendo su reincorporación tras haber quedado cesantes en la reestructuración que realizó la nueva jefa comunal, Yolanda Vega y que dejó afuera a un total de 20 personas.
En un violento accionar, las policías fueron golpeadas y rociadas con combustible, rompieron parte del mobiliario, sustrajeron y quemaron papeles varios y hasta copiaron de las computadoras de la Secretaría de Hacienda materiales que se llevaron en pen drives y destrozaron el auto de la intendenta que estaba en el canchón.
Fueron detenidas provisoriamente bajo la carátula de privación ilegítima de la libertad agravada por uso de violencia, lesiones agravadas, amenazas y daño calificado. Hasta el cierre de esta edición, los diez detenidos seguían en la Alcaidía por decisión del fiscal penal Federico Porta. Se trata de Paola Ferreira, Daniela Chocobar, Clarisa Salvatierra, Fernanda Montoya, Marina Cruz, Elizabeth Casimiro, Marisol Martí nez, Fernando Vilte, Cayetano Ferreira y Pablo Copa.
"No me torcerán el brazo"
Tras recuperarse de un pico de tensión que la mantuvo el jueves fuera de funciones, Yolanda Vega fue contundente: "Voy a trabajar por Cerrillos, no me van a amedrentar. Este fue un claro intento de golpe de Estado en pleno siglo XXI, donde viejas modalidades de gente enquistada en el poder en los últimos 20 años, que pasaron de cargo en cargo como concejales, diputados e intendente, consideran que pueden desestabilizar el Gobierno municipal. Lo más triste es que usaron a la gente en busca de lograr sus objetivos para seguir haciendo sus negocios y transas, como lo hicieron en más de dos décadas. No les conviene que ahora en la comuna haya gente honesta".
Yolanda Vega INTENDENTA "La enorme energía que siento hoy me la dio la gente, que salió a las calles a apoyarme".
La intendenta fue por más y recordó que llegó al cargo desde la lista Salta nos une, "apoyé a Sergio Massa en las nacionales y ahora apuesto a que le vaya bien a Macri. Como no salgo del oficialismo, la dirigencia departamental trató de derrocarme y volver al poder. Me acusan de haber puesto a mi hijo como secretario de Gobierno, pero no solo es por la confianza sino porque tiene mucha capacidad y está preparado políticamente y profesionalmente. La oposición cree que porque soy mujer soy débil y que con amenazas hasta de muerte desde antes de asumir me van a torcer el rumbo".
Vega señaló que los detenidos "son jóvenes que responden a la JP y a Celeste Corimayo, hija del exintendente, que trabajó como mediadora en esta comuna y ahora en la Secretaría de Trabajo".
Apoyos y dilaciones
Yolanda Vega no dejó pasar su agradecimiento al apoyo recibido del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, del líder del Frente Renovador Sergio Massa, del senador nacional Juan Carlos Romero, de la policía cerrillana, del intendente Gustavo Sáenz y de los funcionarios provinciales que le dieron el adelanto de coparticipación para hacer frente a los sueldos adeudados. "Sin embargo, debo señalar que hubiera esperado que la Provincia nos brindara seguridad desde diciembre, cuando las presiones y amenazas eran evidentes. Desde entonces hicimos denuncias policiales y también ante la Fiscalía, pero nadie actuó con la celeridad que se requería. Espero que desde el Ministerio de Seguridad y la Justicia nos garanticen la gobernabilidad", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


clon clon
clon clon · Hace 10 meses

AHORA HAY QUE DECIR "UNO MENOS" Y BAJARLO AL YUTO DE CORIMAYO, ES EL QUIEN DIGITA TODO LO QUE PASA EN CERRILLOS