Fuentes municipales de Cerrillos confirmaron que desde el lunes está completamente paralizada, por desperfectos mecánicos, la flota de vehículos destinados a la recolección de residuos y las posibilidades que sean reparados en el corto plazo son prácticamente nulas. "El deterioro es muy profundo", dijeron desde el SOEM, uno de los gremios que nuclea a los empleados comunales.
La falta de camiones venía profundizando en los últimos meses la ineficiencia del servicio. Esta carencia era suplida, en parte, por contratistas que en el inicio de esta semana dejaron de trabajar por falta de pago, explicaron las mismas fuentes.
El tema es complejo y preocupante. Las veredas de los barrios están atestados de bolsas con residuos desde el fin de semana pasado, y los parajes y barrios alejados del casco urbano desde hace más tiempo. También los montículos de escombro esparcidos por innumerables calles del pueblo configuran un panorama desolador.
A la falta de herramientas para prestar el servicio de recolección de residuo se suma un paro por tiempo indeterminado de los empleados de la comuna por reclamos salariales.
Los temores
Los reclamos de los vecinos van en franco crecimiento, mientras que las soluciones no se vislumbran en el horizonte. La gente teme que de extenderse aún más esta situación podrían surgir problemas sanitarios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia