Hartos de la precariedad en la que se encuentran decenas de perros en el refugio de mascotas municipal, un grupo de voluntarios hizo certificar con debidos profesionales la situación. Ahora, más allá del simple reclamo, las condiciones constan en un acta. Los protectores pretenden presentársela en los próximos días al intendente Gustavo Sáenz.
A pesar de la intensa lluvia del martes pasado, el reconocido veterinario Cristian Jack Bee Mill, la arquitecta Rosana Genovese y el escribano público Simón Dubois recorrieron el predio del refugio ubicado en barrio Don Emilio, donde en la actualidad hay 47 perros.
La falta de personal y de mantenimiento del predio son los principales problemas observados. "El refugio no cuenta con la atención primaria básica para su funcionamiento. No puede mantenerse con voluntarios, que a veces pueden ir y otras no, para eso está la Municipalidad. Que se haga cargo como corresponde", señaló Virginia Matus, una de las voluntarias.
La situación se agudiza por las tardes. "Por la mañana hay operarios que limpian y atienden a los perros, pero por las tardes no hay personal de limpieza ni administrativos, a tal punto que nadie cuida ni controla las instalaciones durante gran parte del día", comentó.
Justamente, por este motivo, aseguran que en el refugio hubo algunos robos y la misma gente aprovecha para abandonar a los cachorros, muchas veces enfermos, en el portón. Además, si alguna persona desea adoptar un animal en horas de la tarde tampoco podrá hacerlo por la falta de personal que la reciba.
La falta de veterinarios contratados es otra realidad que enfrentan. "Cuando un perrito se enferma hay que salir corriendo a un veterinario particular y asumir los costos", agregó la voluntaria.
Si bien las instalaciones no están del todo mal, los profesionales advirtieron la necesidad de refaccionar pronto las cámaras sépticas y las puertas de los caniles. También la falta de electricidad y la poca presión de agua en algunos sectores.

refugio perros1.jpg
Vista de uno de los caniles del refugio municipal. Pablo Yapura

" id="1137453-Grande-230179470_embed">
Vista de uno de los caniles del refugio municipal. Pablo Yapura


Otro de los inconvenientes que se observó por la lluvia es la necesidad de un declive en los techos para que el agua no se empoce y se convierta en un barrial. El tinglado en el sector nuevo es otro problema marcado en el informe. Durante la recorrida, según Silvana Robles, otra de las voluntarias, se vio bastante excremento de ratas y de los mismos perros acumulados. "Hay casos de perros que se murieron por enfermedades de las ratas", dijo.

Limpieza de caniles
Tras la recorrida de profesionales y voluntarios, se iniciaron ayer tareas de limpieza y mantenimiento en los caniles ubicados en el predio del refugio municipal para mascotas.
Las labores estuvieron a cargo del personal de la Dirección de Espacios Verdes y Obras Públicas, que realizó la desinfección en el interior de los caniles, la sala de hospitalización y en la zona vallada exterior. El movimiento de animales lo hizo personal de la Dirección de Bienestar Animal, Tenencia Responsable y Control Antirrábico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que los baños sean mixtos en las oficinas públicas y comercios?

Importante ahora

cargando...