Antes, las cumbias más populares se mezclaban con vino: "quiéeeen se ha tomado todo el vino, oh oh oh oh?", cantaba la Mona Giménez y hacía temblar las piernas. Después los Pibes Chorros empezaron a matizar los tragos en sus letras bailanteras: "Vino va, coca viene, vino va, coca viene, meta vino coca y cerveza de la cabeza vamos a quedar". Pero ahora, el vino es un recuerdo en las letras de las cumbias que se han emborrachado de pura cerveza: "Mirando llenarte el vaso y viendo crecer la espuma / la mente se me hace bruma y los recuerdos no me hacen caso" (Walter León); ó "Una cerveza voy a tomar/ una cerveza quiero tomar/ y así olvidarme de aquella trampa mortal" (Ráfaga); ó "Mi negra baila esta cumbia con un bote de cerveza / se baila bien sabrosito moviendo bien la cabeza" (Banda Carnaval); entre decenas de otras rítmicas letras que crecen al ritmo de la preferencia de los argentinos por beber cerveza, desplazando al viejo y querido vino.
Aunque resulte alarmante, hay que decir que el consumo de bebidas alcohólicas crece a pasos redoblados en el país, liderados por la cerveza. El año pasado, revela la consultora Abeceb, los argentinos tomaron 469 millones de litros más que una década antes. Se pasó de 66,6 a casi 71 litros anuales por persona. Un número importante, si se considera que el consumo per cápita de gaseosas es de 100 litros por año, uno de los mayores del mundo. Con lo cual, la gente toma 2 vasos de alcohol cada 3 vasos de gaseosas.
Pero el hábito, presente en 9 de cada 10 hogares, fue mutando en los últimos 10 años: hoy se bebe más, pero también se bebe diferente. El 78 por ciento de las bebidas con alcohol que consumen las familias es cerveza y sólo el 21 % vinos, según un relevamiento realizado recientemente por la consultora Kantar Worldpanel.
Tanto es así que los hogares argentinos ya podrían recibir el mote de "cerveceros" dado que, según la encuesta, consumen hasta cuatro litros de esa bebida alcohólica por semana en promedio.
Y Salta no escapa de esta tendencia, ya que en la última década el consumo de cerveza creció alrededor del 39 %.
Los datos se conocieron en el marco de la Fiesta de San Patricio que se celebra hoy, y con mucha espuma. La ceremonia alcanza a la colectividad irlandesa, pero miles de jóvenes se suman a pesar de no descender de personas nacidas en ese país del Reino Unido. En esta fiesta reina la cerveza, aunque se empeñen en decir lo contrario los descendientes de aquellos primeros inmigrantes nórdicos.
Lo que bebes, lo que ves
Con respecto al consumo de medios el informe de la consultora Kantar Worldpanel, marca que los "Cerveceros" optan por los programas de televisión de géneros deportivos en general, como el fútbol, y también por los documentales y los shows.
En la escala de intensidad de consumo siguen los hogares con "Algo de cerveza", que son en los que se compran tres litros de cerveza cada tres semanas y en su canasta de bebidas con alcohol, la cerveza representa el 60 % del volumen, los vinos el 38 %, mientras que los aperitivos suman el 2 %. Estos consumidores optan por los programas periodísticos, políticos, musicales y las series.
Sólo un poco
Los hogares que tienen el menor consumo de cerveza, es decir dos litros cada nueve semanas, fueron denominados "Sólo un poco" y para este grupo la bebida con alcohol más importante es el vino, ya que concentra el 62 % del volumen y las cervezas se quedan con el 35 %. A la hora de mirar la televisión, este grupo que elige poco la cerveza, mira más programas infantiles, de moda y femeninos.
No, gracias
En cuarto y último lugar, se encuentran los hogares "No, gracias" que son los que no consumen cerveza, pero eligen beber vino y diferentes aperitivos. En este grupo, los programas más vistos son los educativos, los femeninos, las novelas y los de salud.
Hoy, Día de San Patricio
Se celebra cada 17 de marzo para recordar el fallecimiento de San Patricio en el año 493. Es el santo patrono de Irlanda, donde este día es fiesta nacional. San Patricio se celebra a nivel mundial vistiéndose de verde y bebiendo cerveza.

Salta es pionera en el país, con una marca de cerveza

En las últimas décadas, la cerveza se afianzó en el Norte del país como parte de su identidad. En este contexto, la labor de la industria y del trabajador cervecero creció en profesionalismo y en prestigio, y la industria en tecnología y calidad. Se trata de un noble oficio que supo renovarse sin perder su esencia y conservó intacta la pasión por este trabajo.
La corriente de elaboración de esta bebida, que comenzó a desarrollarse en el centro del país a fines del siglo XIX con los inmigrantes europeos, llegó con fuerza a la provincia en 1958, año en el que nació Cerveza Salta. Este producto se transformó luego en sinónimo de buenos momentos con amigos y en familia, según los propios consumidores.
Es así, que hace 68 años un centenar de cerveceros salteños fueron los responsables de elaborar esta bebida en base una receta tradicional que combina maltas naturales, lúpulos europeos y agua en cantidades exactas.
Desde la compañía explicaron: "La Cervercera Salta hoy dista mucho de aquel primer establecimiento. Su tecnología y método han certificado los más altos estándares internacionales de calidad, medioambiente, salud y seguridad ocupacional. Esto le permite estar a la vanguardia y elaborar cervezas que se disfrutan en todo el país".
El 19 de enero es la fecha que se instauró para homenajear a los trabajadores del sector y hace referencia a que un día como este de 1936 se fundó la Federación Argentina de Trabajadores Cerveceros y Afines (Fatca).
El consumo de cerveza en el país aumentó por encima del 40% en la última década.
Si bien se trata de una bebida alcohólica que desde los '90 es líder en Argentina, hoy en promedio cada argentino toma 44,5 litros anuales de cerveza. Un verdadero récord.
cerveza.jpg


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia