En Chaco esperan una inusual crecida del río Paraná y las autoridades tomaron medidas para evitar víctimas y minimizar los daños.
El presidente de la Administración Provincial del Agua (APA), Francisco Zisuela, afirmó que "el Gobierno provincial está preparado para afrontar la creciente de los ríos de la región con diversas tareas encaradas con municipios costeros", cuando el Paraná alcanzó ayer 7,18 metros con pronósticos de llegar hasta los 7,40 en los próximos dos días.
El funcionario dijo que por la suba del nivel de los ríos Paraguay y Paraná "son más de 2.500 las ciudadanos que permanecen aislados en la parte más alta de la Isla del Cerrito, cuya superficie de 11.604 hectáreas está cubierta en más del 99% por el agua".
A su vez recordó que "son poco más de 300 las familias evacuadas y autoevacuadas en la zona costera" y que "una mayoría de ellas se trasladan a viviendas de sus familiares y algunas pocas quedaron en las zonas más altas próximas a la costa".
Mientras ese organismo provincial estimó que "los máximos valores de este nuevo repunte llegarán hacia el domingo o lunes en Puerto Barranqueras en el orden de los 7,20 y 7,30 metros", el Instituto Nacional del Agua consideró que podría llegar hasta 7,42 metros. El funcionario dijo que las informaciones históricas indican que el nivel del Paraná en Puerto de Barranqueras superó los 8 metros en 1905 cuando llegó a 8,57 metros, en 1983 con 8,60, en 1992 con 8,25 y en 1998 al llegar a 8,17 metros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora