*

Champagne y consoladores en una celda de represores
La requisa era de rutina pero el hallazgo, no. En el pabellón de la cárcel de Bouwer, Córdoba, donde están detenidos los militares y policías procesados y condenados por delitos de lesa humanidad se encontraron, entre otros objetos, un consolador, teléfonos móviles y vinos espumantes.
Desde el Ministerio de Justicia provincial -del que depende el Servicio Penitenciario- confirmaron que en la requisa en el pabellón MD2 hallaron tres teléfonos celulares, seis módems, dos MP4, cuatro chips, un destornillador y un consolador.
En una heladera que tienen los detenidos en un espacio de uso común se encontraron cinco botellas de vino espumante de 187 milímetros, envueltas en papel de diario.
La requisa era de rutina y no por orden judicial pero, ante lo encontrado, se comunicó a la Justicia y al Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario ya que, para ingresar los elementos, se requeriría la colaboración de personal de seguridad.
Sobre la existencia de unas notebooks, Justicia explicó que -por oficios judiciales- en Bouwer hay 11 condenados autorizados a tener computadoras.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...