Un estudio realizado durante el primer semestre por la Municipalidad de Salta revela que entre jóvenes de 13 a 15 años, casi la mitad tiene naturalizada la violencia en el noviazgo. Según los ejecutores del estudio, eso se manifesta en actitudes como celarse por los amigos, definir a las mujeres que les gusta bailar como "rameras" y a los hombres como decisores de la vida de sus parejas.
El trabajo fue realizado por Asesoramiento Municipal Itinerante (AMI) y el Departamento de Atención Psicosocial, ambas reparticiones directamente dependientes de la intendencia, según dijeron los autores del informe cuantitativo entre adolescentes.
"Nuestro objetivo fue detectar las inquietudes y problemáticas de nuestros jóvenes y qué incidencia tienen en su desarrollo", expresó Christian Ariel Abdenur, de AMI.
De los 330 chicos que hicieron la encuesta, en un 47% se notó "naturalización" de la violencia en el noviazgo. Los promotores de la encuesta consideraron que más allá de que conceptos sobre igualdad ganan lugar en los discursos sociales -violencia de género, patriarcado, dominación machista, entre otros-, muchos adolescentes, en su vida cotidiana, no se cuestionan el cambio de algunas prácticas de sometimiento en la pareja.
Otro de los datos destacados es que la gran mayoría de los adolescentes se mostró complacido de reconocer su consumo de alcohol. De esa forma, se confirmaron las tendencias que venían revelando estudios de entidades especializadas en adicciones. Un informe de la Sedronar publicado este año dio cuenta de que 61,5% de los estudiantes salteños confiesa haber consumido alcohol alguna vez en su vida.
Según el relevamiento de la Municipalidad, el 30% de los jóvenes reconoce que además de alcohol también consume otras sustancias. El estudio no solicitó que hagan aclaraciones al respecto, pero se contemplan el tabaco, la marihuana, cocaína y pasta base. Los datos de Sedronar, a su vez, apuntan que solo el 3,6% de los adolescentes de entre 12 y 18 años consumió alguna vez pasta base.
Tabúes
En los resultados del trabajo de los organismos municipales, que se dieron a conocer esta semana en la Casa de Moldes, uno de los puntos fuertes fue el interés de los adolescentes sobre la salud reproductiva y la sexualidad. "Demandan información sobre eso, quieren recibir charlas de especialistas y capacitaciones", remarcó Silvana Patocco del Departamento de Atención Psicosocial de la Municipalidad, quien luego agregó: "Nos pareció un dato positivo, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de un tema que muchas veces es tabú".
Vinculado a la misma área y con la misma característica de ser una discusión álgida, la psicóloga especificó: "El tema del aborto, que suele ser ocultado, está muy presente en los chicos y me parece que esto hay que decirlo, no se puede desconocerlo". Los resultados de la encuesta indicaron que un 40% de los 330 jóvenes que respondieron, conocen casos de aborto o los protagonizaron.
Según Abdenur, es necesario tomar dimensión de lo que implica esto ya que la encuesta deja claro que el aborto es un práctica que prolifera, incluso entre menores de 18 años, y que la clandestinidad, en razón de ser una práctica ilegal, implica posibles riesgos para la vida.
El último informe de la Auditoría General de la Provincia sobre el Hospital Público Materno Infantil, publicado en septiembre último, revela que los abortos clandestinos generan una tercera parte de las muertes de mujeres y es una de las principales causas de fallecimientos.
El informe arrojó el dato, también, de que cerca del 80% de los consultados conoce métodos anticonceptivos y se preocupa por prevenir enfermedades de transmisión sexual.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora