Chile dará hoy un significativo paso para sacudirse su conservadurismo y saldar su deuda con la diversidad sexual. Después de más de una década de debate, comenzará a reconocer las uniones civiles de parejas, incluidas las homosexuales. En un país que estableció el divorcio en 2004, despenalizó la "sodomía" apenas hace 15 años y en el que aún el aborto no está permitido en ningún caso, la institucionalización del acuerdo de unión civil (AUC) supone un avance importante en la sociedad.
"Esto da cuenta de alguna manera de un cambio paradigmático de la sociedad chilena, de un cambio cultural, político y ético irreversible y de una profundidad no vista", celebró Rolando Jiménez, histórico dirigente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), principal impulsor de la iniciativa. Pero el camino hasta acá fue largo. Debieron organizarse 35 marchas, 72 protestas, 20 campañas, 6 proyectos de ley y 12 años de tramitación en el Congreso antes de la aprobación de la iniciativa en enero pasado. Como precedente, está además la aprobación en 2012 de una ley antidiscriminación, que sanciona los actos arbitrarios motivados por el sexo, la raza o condición social, resistida por años en el Congreso por legisladores derechistas que accedieron a su aprobación tras la conmoción pública generada por el asesinato a golpes del gay Daniel Zamudio. "¡Cuánto cambió Chile y para bien!", reflexionó el ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, al anunciar en el palacio presidencial una campaña de difusión del AUC llamada "una ley para todos". Ante la huelga de funcionarios del Registro Civil, el Gobierno dispuso de un plan especial para garantizar la celebración del AUC a partir de hoy en gobernaciones y por funcionarios especialmente capacitados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


domingo viveros
domingo viveros · Hace 13 meses

como carajo se puede reproducir el ser humano entre dos personas del mismo sexo

clon clon
clon clon · Hace 13 meses

ASCOOOOOOOOOO


Se está leyendo ahora