Las chimeneas se han convertido en una pieza clave en la estructura del living. Es una de las partes más atractivas de una vivienda y lugar de reunión familiar especialmente cuando hace mucho frío y sienta bien estar cerca de un fuego para calentarse.
Se ha construido en todas las épocas y se ha procurado hacer con material blando que no hiciera demasiada dilatación por efecto del calor de la combustión cuando queman la leña.
Es que no sólo funcionan como una fuente de calor ideal para combatir el frío sino también como una pieza altamente decorativa. Por eso, es importante armonizar sus materiales con los del ambiente donde se encuentran.
Es conveniente encargar su construcción a personal especializado, no sólo para lograr una calefacción adecuada sino también para no tener molestas emanaciones de humo en el interior. Para evitarlas, es fundamental que exista una perfecta relación entre el conducto de tiraje y el ancho, el alto y la profundidad de la boca del hogar.
Al momento de construir un hogar hay que acudir a alguna de las múltiples publicaciones que existen al respecto, donde hay planillas con tablas que indican las proporciones adecuadas para que la chimenea funcione correctamente.
Existen dimensiones estudiadas y comprobadas de cómo debe ser la boca del hogar respecto a la superficie de su tiraje, su altura, la inclinación del pulmón, etc.
También hay muchas ubicaciones recomendables. Es atractivo ver y usar una chimenea en un living, pero también en un dormitorio, un jardín de invierno, y también resulta muy divertido en una galería, donde puede funcionar un verdadero productor de calor. Si tuviera que ser colocado exclusivamente para calefaccionar un espacio, debería centrarse lo más posible y hacerlo con sistemas que lleven su calor a otros ambientes, a través de cañerías instaladas con un diseño adecuado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora