*

Choferes de Saeta amenazan con cortar el servicio nocturno
Tras una serie de ataques sufridos por choferes deSaetaen los últimos días, desde Colectiveros Unidos de Salta (CUS) anticiparon que si no se resuelve la situación de inseguridad van "a guardar los colectivos a partir de las 22". Y agregaron: "O nos vamos a plegar directamente a un paro de actividades". Además, convocaron a una marcha para mañana.
De efectivizarse la medida, la concentración tendrá lugar en San Martín y Córdoba, a partir de las 10.
El objetivo, según manifestaron, es exigirle al secretario general de la Unión Tranviario Automotor (UTA), Jorge Flores, y al Ministerio de Seguridad que tomen cartas en el asunto.

Diferencias a flor de piel
La decisión de CUS no cayó bien en el seno de la UTA. Sobre este punto, Flores dijo sin tapujos: "No es necesario que desde el CUS me digan lo que tengo que hacer, porque ya nos estamos movilizando desde que ocurrió el ataque al chofer del corredor 4A, René Cuellar, en barrio Palermo".
El gremialista aseguró aEl Tribunoque ya se comunicaron con el Ministerio de Seguridad de la Provincia y con las autoridades de Saeta, con quienes se reunirán esta semana o la próxima para definir acciones a seguir de ahora en más para garantizar la seguridad de los trabajadores y los pasajeros.
"Desde lo ocurrido con Cuellar, la respuesta de la cartera de Seguridad fue inmediata y se dispuso la presencia de un efectivo policial por colectivo a partir de la medianoche los viernes, sábados y domingos", informó Flores.
El sindicalista agregó: "Como se trata de una medida paliativa, la idea es juntarnos ahora entre todos los sectores para trabajar sobre una solución definitiva".
Desde el pasado fin de semana, la presencia policial en los coches de Saeta se extendió desde las 0 hasta las 5 o 6, de acuerdo al diagrama de servicio de cada empresa. Esta medida se suma al sistema de monitoreo con cámaras instalada en cerca de un centenar de choches del servicio metropolitano.

"Buena predisposición"
Desde la UTA destacaron la buena predisposición de los funcionarios de Seguridad y aspiran a que entre todos los sectores, trabajadores, empresas, Estado y gremios, se encuentren los mecanismos necesarios para frenar los hechos de inseguridad. La alarma se encendió los últimos días con los casos de René Cuellar, chofer del corredor 4A que fue baleado el jueves pasado en barrio Palermo, y del chofer agredido por una patota el domingo último en un control de barrio San Ignacio. Ambos episodios dejaron al descubierto una interna gremial, entre los dirigentes de UTA y de CUS. Está última organización está integrada por exmiembros de UTA, entre ellos Pedro Cruz, José Barrera y José Magno, según informó José Flores quien dejó entrever que detrás de los justos reclamos habría motivaciones políticas.
Los usuarios esperan que las diferencias sindicales no afecten el servicio ni obstaculicen la búsqueda de soluciones a un tema complejo y preocupante, como es el de la inseguridad que hoy afecta seriamente al transporte público pese a las innumerables medidas de prevención que se tomaron al respecto.
x

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...