La Justicia le ordenó a la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) aclarar al Sindicato de Peones de Taxis de Salta los alcances de un artículo del reglamento para taxis y remises referido al seguro obligatorio de vida que deben tener los choferes. El sector entiende que, en caso de muerte de un trabajador, la familia debe ser la beneficiaria y no el mismo propietario del vehículo, como plantea el contrato de la aseguradora elegida por la AMT, que funciona en Virrey Toledo 368.
Tras agotar la instancia administrativa, el gremio interpuso un amparo por mora contra la AMT en octubre que se definió a su favor el 15 de diciembre de 2015. De acuerdo al fallo judicial, la AMT debía pronunciarse respecto al planteo formulado en un término de 10 días hábiles desde la notificación. Hasta el momento no lo hizo.
A raíz del cuestionamiento por el seguro obligatorio de vida, salió a la luz otro problema: el 98% de los choferes de taxis trabaja en negro. Eso, según el Sindicato de Peones de Taxis, dificulta la cobertura debido a que los conductores, en realidad, no figuran en la documentación obligatoria presentada por el o la propietaria. "Primero nos tienen que blanquear para recién poder cobrar y no hay choferes blanqueados", señaló Isaac Sánchez, de la comisión directiva del gremio.
Sánchez, acompañado por Ernesto Tejerina y Héctor Cisneros, también de la comisión, señaló: "Somos trabajadores como cualquier otro y estamos totalmente desamparados. No tenemos ART (aseguradora de riesgo del trabajo) y encima si nos pasa algo el que cobraría sería el dueño del auto y no nuestras familias. Nos parece injusto".
Cisneros agregó un detalle: "Hicimos un relevamiento entre 400 compañeros y apenas el 3 por ciento está asentado en el cuaderno municipal". El sector estima que habría unos 2.200 choferes de taxis en la ciudad.
"Estamos cansados de la precariedad en la que muchos llevamos 10, 20 y hasta más de 30 años trabajando. Los licenciatarios son policías, abogados, políticos o comerciantes. Entendemos que con este fallo comienza otra lucha: la de nuestros derechos", expresó Tejerina.

Estado de alerta por el GNC
Desde el Sindicato de Conductores de Taxis y Afines de Salta (Sicotasa) difundieron que se declaró el estado de alerta a raíz del aumento del precio del GNC que se habría registrado en la estación de servicio de Olavarría y pasaje Metán debido a que consideran que se está incumpliendo con un acuerdo que contemplaba subas recién después de la segunda quincena de enero.
Según informaron, se había firmado un convenio con la Comisión Nacional de Defensa del Consumidor y la Secretaria de Defensa del Consumidor de Salta. Este documento autorizó al gremio a monitorear y hacer el seguimiento del mercado del GNC por tres meses, en los que se acordó no modificar el valor del metro cúbico en la capital salteña. Las subas serían superiores al 6 por ciento. Sicotasa pidió inspecciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora