El abogado de Lázaro Báez, Jorge Chueco, intentó justificar su ingreso a Paraguay sin haber sido registrado en el sistema migratorio. "Cuando pasé a Ciudad del Este con una moto nadie me pidió nada", les explicó a las autoridades policiales.
Chueco que en el breve interrogatorio se mostró dubitativo e incongruente en sus coartadas indicó que lo habían asaltado en Brasil y por eso no tenía documento. "Yo entré en la forma en la que entran millones de ciudadanos a la República Federativa del Brasil y la República del Paraguay", insistió al tiempo que repetía que "no había entrado de forma clandestina".
Luego de que el oficial paraguayo precisó que "transgredió la ley porque ingresó a más de 50 km del Paraguay", sin registrarse en los sistemas migratorios, Chueco volvió expresar su argumento: "Yo no me registré con el documento porque pasé como pasan todos".
Se hacía llamar Antonio Cubillas
Jorge Chueco, encontró en Paraguay el final de una fuga extraña con intentos de suicidio y ciclotimias a raíz del súbito avance en el caso de "La ruta del dinero K".
El jefe de la policía del departamento paraguayo de Itapúa, Juan Barúa, describió que Chueco fue detenido en Encarnación en la vereda frente al hotel donde se había alojado, sin presentar documentos. Solo había soltado dos datos falsos: se hacía llamar Antonio Cubillas y era uruguayo.
Según indicaron las fuentes policiales, Chueco "ingresó por la zona fronteriza entre Puerto Iguazú y Ciudad del Este, estaba solo, en buen estado de salud y no opuso resistencia". Según indicaron las fuentes policiales, Chueco "ingresó por la zona fronteriza entre Puerto Iguazú y Ciudad del Este, estaba solo, en buen estado de salud y no opuso resistencia".
De acuerdo a la reconstrucción de ABC Color, el personal del hotel Le Club de Encarnación advirtió con sorpresa que el visitante se acostó en el balcón cerca de la baranda. "Uno de los propietarios del hotel vio una conducta rara en él, incluso fue hasta uno de los balcones y estaba por tirarse cuando lo socorrieron y lo atajaron, ahí uno de los empleados del hotel lo reconoció", señaló la fiscal Liliana Galeano al medio paraguayo.
Ante el cuadro, el staff le golpeó la puerta de su habitación, pero Chueco adujo que se estaba bañando. Por la extraña conducta del huésped resolvieron avisarle a la Comisaría 3ª de Encarnación.
En plena calle los policías frenaron a Chueco, quien en su intento por despistar sostuvo que era Cubillas y de nacionalidad uruguayo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ELPILLO CAZADOR
ELPILLO CAZADOR · Hace 7 meses

MIENTRAS TANTO LOS CEREBRO LAVADO DE LA CAMPORA ..VAMOS CRIS VAMOS NESTOR....ELLOS SE LLENABAN LOS BOLSILLOS Y ESTOS SE CONFORMABAN CON UN CHORI.....PELOTUDOS LE REGALARON LA PATRIA A DOS SANGUIJUELAS


Se está leyendo ahora