Vecinos que viven o trabajan a lo largo de avenida Reyes Católicos se quejaron porque los conductores no respetan la prohibición de girar a la izquierda y ponen en riesgo a los que van por la bicisenda.
Este año se habilitó una ciclovía que va desde la zona de la terminal de omnibus hasta la Universidad Católica y corre por la platabanda de las avenidas Hipólito Yrigoyen, Bicentenario de la Batalla de Salta y Reyes Católicos.
Si los automovilistas que circulan por estas arterias giran a la izquierda, pueden chocar con los ciclistas que cruzan la bocacalle. La Municipalidad de Salta colocó carteles que indican que no se debe doblar, pero muchos los ignoran. El riesgo de accidentes es constante.
Los que necesitan doblar a la izquierda deben tomar a la derecha y dar una vuelta a la manzana para hacer un giro en rulo.
La primera esquina caótica del recorrido es la intersección con la calle Manuel Saravia (continuación de España)
En la cuadra de la cancha de Gimnasia y Tiro, frente a una estación de servicio, muchos conductores realizan maniobras audaces para eludir la prohibición.
El mismo problema surge muchas cuadras más adelante, ya en Tres Cerritos, donde los autos ingresan a la estación de servicio de la esquina, al lado del supermercado, para poder tomar a la izquierda por Las Palmeras.
En esa intersección, cuando hicieron la bicisenda, quitaron un cartel que indicaba la prohibición y nunca más lo repusieron. Los ambulantes del sector piden que se vuelva a instalar el indicador porque muchos alegan "desconocer la norma".
"Los conductores tienen que entender que no se puede doblar intempestivamente porque en cualquier momento vamos a lamentar una tragedia", dijo un vecino.
Las mismas conductas se registran en la mano que va desde la Universidad Católica hacia la Terminal. Los ciclistas corren peligro al pasar por los cruces con O''Higgins, Necochea, Santiago del Estero y pasaje Zorrilla.
En primera persona
Desde la organización "Anda la bici" aseguraron que la semana pasada recorrieron la ciclovía y manifestaron preocupación por la actitud de los automovilistas.
"Los conductores no pueden doblar a la izquierda porque invaden la ciclovía. Nosotros pudimos comprobar que, si se le dice algo a los que transgreden la norma, se enojan e incluso insultan y amenazan a los ciclistas", dijo Agustina Gauffín, referente de la entidad.
"Nosotros debemos respetar cuando el semáforo está en verde para los autos, pero no podemos hacerlo cuando doblan en una maniobra indebida. Nos sorprende y nos da temor", concluyó Agustina.

No duró ni medio año
"Ya presentamos quejas sobre la pintura de la ciclovía", dijo la referente de Anda la Bici.
Los cierto es que en el recorrido que realizaron la semana pasada descubrieron que la senda ya se está descascarando pese a que solo tiene unos meses.
No saben si la pintura es de mala calidad o solo le dieron una mano.
"El deterioro, señalaron, no contribuye a que se respete el paso en los cruces". Para que la ciclovía funcione, se debe percibir con claridad el verde del camino destinado a las bicicletas.
Lo que falta para mejorar la circulación
"Sabemos lo positivo de la ciclovía y la valoramos como iniciativa. Ahora bien, hay cosas que se deben mejorar como la pintura en los cruces y algunos carteles que presentan contradicciones", dijo Agustina Gauffín, de Anda la Bici.
"También se debe reforzar la señalización en la isla que hicieron en la intersección de Reyes Católicos con Entre Ríos. Eso se pensó para que los ciclistas puedan esperar en el medio. Sucede que los conductores no respetan e invaden la isla", agregó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...