Apenas asuma la presidencia, Mauricio Macri "deberá ratificar o aplacar las crecientes expectativas de devaluación", evaluó la consultora Ecolatina, que conduce Franco Lavagna. El diagnóstico consideró que "será clave el influjo de divisas en los primeros 100 días de gestión, ya sea mediante organismos internacionales y/o la reinserción del país en el mercado financiero, y/o un blanqueo de capitales". Un segundo desafío que impone la decisión de unificar el mercado cambiario es "contener la inflación. Un salto del dólar oficial tendría un impacto significativo en los precios de bienes y servicios transables, por lo que para acotar el traslado a precios de una devaluación será clave la negociación tripartita entre el gobierno, los empresarios y los sindicatos", juzgó. Ecolatina aseguró que si la próxima administración "logra la unificación del mercado cambiario con poca aceleración de la inflación, y elimina retenciones (excepto a la soja) y permisos de exportación, habrá mejorado significativamente la rentabilidad del sector transable". También advirtió que "aunque la corrección cambiaria sea ordenada, esta política impone costos recesivos en el corto plazo. Para minimizar los costos políticos/sociales asociados a la remoción del cepo el Gobierno deberá durante 2016 apuntalar el ingreso de los sectores de menor poder adquisitivo y aplicar un ajuste de tarifas de servicios públicos que afecte principalmente a los hogares de clase media-alta", señaló.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora