"Esto no es culpa del compañero Macri", dijo Marcelo Salas para explicar el cierre de la librería San Martín.
Se trata de un comercio casi centenario que bajará sus persianas definitivamente el próximo 29 de julio porque como negocio dejó de ser rentable. La noticia impactó en los más nostálgicos.
"Se debe dejar bien en claro que esto no es por culpa de las últimas políticas económicas del nuevo gobierno. Son más de 10 años que vienen siendo malos para los libreros y especialmente para los comercios del centro", dijo Salas.
Lo que trata de decir el comerciante es que son muchos años de políticas que fueron produciendo un paulatino deterioro en las ganancias.
Apoya su argumento el cierre de comercios históricos como librería Sarmiento o la armería Canigo.
"Yo lo único que pedía siempre eran reglas claras", dijo el hombre. Y con esto hace referencia a la imposibilidad de luchar contra la competencia ilegal.
En tiempos de comienzo de clases son muchos los manteros que se apostan en su vereda vendiendo útiles escolares. "La venta irregular es un problema histórico no resuelto por varios intendentes. Ahora para controlar los comercios del centro son muy buenos. Entonces, vos podés ver a los inspectores de Control de la Municipalidad que salen a pescar en una pecera, es decir que solo hacen el recorrido por los negocios del centro; más allá de la San Juan ya no van, es muy lejos para ellos", se quejó.
A la gran cantidad de mercadería de dudosa procedencia que se vende en la calle se le suman las denominadas "truchas", que se encuentran en las ferias de la zona del mercado San Miguel. Mochilas originales que se venden a 300 pesos en esa librería compiten con las copias de las pulgas a poco más de 100 pesos.
Desleal
Otra competencia desleal la brindan los supermercados que venden artículos de librería. Se debe recordar que esos artículos se venden hasta en las farmacias. Lo que sí es imposible ver es que en una librería venda medicamentos.
Los supermercados tienen mucha "ayuda" para abrir durante los fines de semana. Salas debe pagar mucho más para abrir un sábado o un domingo que lo que paga un súper. "Lo que se vende todo el año son los repuestos de hojas. Yo me doy una vuelta por los súper y veo los precios con los cuales es imposible competir. Los venden más bajos que los que yo la pago a mis proveedores", dijo.
En otra de sus reflexiones dijo que las grandes cadenas cuentan con beneficios y exensiones impositivas porque emplean a mucha gente.
"Los funcionarios deben entender que los pequeños comercios del centro somos muchos, empleamos a mucha gente, pero la presión tributaria es imposible", finalizó.
Lo cierto es que ahora cuatro trabajadores más quedan en la calle y se suman a la gran nómina de desocupados.
Son empleados que estuvieron entre 25 y 28 años en relación de dependencia con la firma. Ahora están liquidando toda la mercadería porque con lo que se recaude van a cobrar sus indemnizaciones.
Todo el panorama es sombrío porque se trata de un comercio al cual le faltaban 4 años para cumplir el centenario. Lo comenzó Bartolomé Salas y lo continuó su hija Mila, luego se encargó Marcelo.
La librería San Martín vio a demasiadas generaciones de salteños crecer.
Estuvo hasta el año 1964 en lo que hoy es la plazoleta IV Siglos, en una construcción al lado del Cabildo. Luego se trasladó a calle Caseros, en donde cerrará sus puertas definitivamente antes de fin de mes.

"La forma más elegante de salir"

La entrega de manuales y útiles del Gobierno lo perjudicaron. Lo que nunca se pudo solucionar, o dar alguna alternativa, fue a la entrega de los manuales de estudio y kits de útiles escolares por parte del Gobierno provincial.
Todos los años, al comienzo del ciclo lectivo, el Estado brinda esos beneficios para los niños, lo que redujo bastante las ventas en las librerías y no plantearon alguna forma de compensar esa pérdida.
"Esto ya viene pasando desde hace más de 10 años, por eso yo jodo con lo del compañero Macri. Lo que debemos decir es que a los libreros nos sacaron el 75 por ciento del negocio con la entrega de los kits escolares y libros de lectura y nunca se aplicó una política que de alguna forma nos compense esas pérdidas", dijo.
Se debe decir que los beneficios no son solo para los escolares del nivel primario, los universitarios también reciben los útiles, lo cual vuelve más significativo la baja en las ventas de las librería. Por ejemplo, en las escuelas técnicas hasta las enormes reglas T son entregadas.
Aunque no lo admita de manera explícita, el alto precio del alquiler del local también es uno de los factores. "Todo en el centro es caro. Los impuestos y los alquileres. Por eso es que se complica todo si te bajan las ventas en un 75 por ciento", reflexionó.
También dijo que el impacto de las subas generalizadas de las tarifas no lo afectó.
"Yo cambié todo el sistema de iluminación que recién lo termino de pagar. Tengo todas mis lámparas con el sistema led y es por eso que el tarifazo no me pegó fuerte", dijo.
El hombre mira a su alrededor y ve que está yendo mucha gente a aprovechar la liquidación porque hay descuentos que llegan al 50 por ciento.
"Aprovechen y vengan a comprar porque el cierre es indefectible. No hay forma más elegante para salir de esto. Ningún funcionario se acercó y no creo que lo hagan", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 2 meses

Yo no creo que se trate de inspectores vagos o corruptos( que los hay) sino de una politica del gobierno, que esta barriendo con todo lo que se trate de cultura. que alguien nombre 3 centros culturales en Salta. En cap fed liquidaron todos los centros culturales existentes. Ni siquiera el Centro Cultural San Martin quedo en pie ( y no se olviden que los desalojaron a balazos limpios). A esta gente (macri y cia) no les interesa la cultura, y pueblo sin cultura ,no es un pueblo todavia.

· Hace 2 meses

ES UNA PENA, SE PIERDE OTRO SITIO HISTÓRICO DE SALTA

Carmen Yolanda
Carmen Yolanda · Hace 2 meses

Una terrible noticia que viene con el "condimento" de mostrar una de las caras más corruptas del sistema actual: el control ineficaz y selectivo.

Gilgamesh Enkidu
Gilgamesh Enkidu · Hace 2 meses

a ver si con esta nota dejan de rascarse el higo los inspectores del de mas abajo al de mas arriba como ser el intendente, el comercio ilegal en todo el centro no te deja ya ni pasar por los semáforos y en el mercado solo sentarse a comer una pizza te ofrecen de todo ademas de cuidarte que no te afanen ahi nomas, hay mas pungas y mecheras que puestos. van a decir que nadie se dio cuenta o como viene la mano....

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 2 meses

Lamento profundamente, que el comercio ilegal, de una provincia ilegal, de un país ilegal, le haya ganado a casi un siglo de trabajo honrado.

Elsa Bor de Lencuentro
Elsa Bor de L'encuentro · Hace 2 meses

que gran comentario. Lo felicito por su claridad.

Se está leyendo ahora