En el "granero del mundo" muchos chicos todavía sufren de hambre, necesitan de aquella mano solidaria para llevar "algo al estómago". Los merenderos y comedores comunitarios forman parte de nuestra geografía en casi todos los barrios de Salta. Y a pesar de esta necesidad manifesta, el merendero "Un Poco de Todo", ubicado en el Barrio Islas Malvinas, debió cerrar sus puertas y ellos trae aparejado que cientos de chicos se queden sin comida.
En una nota que le dio a Canal 11 de Salta, Azucena Salto, una vecina de la zona oeste, explicó que el lugar fue clausurado para evitar la exposición de los menores a las aguas servidas, mosquitos, pulgas, chinches, alacranes, y garrapatas, las cuales comenzaron a habitar el lugar. Esto debido a los baldíos que existen en la zona donde se encontraba el merendero. Increíble que esto suceda y que nadie tome cartas en el asunto, sea el gobierno municipal como el provincial. "Nadie se preocupa por el estómago de los chicos", dijo en forma tajante y sin eufemismos Azucena Salto.
"Nadie se preocupa por el estómago de los chicos", dijo en forma tajante y sin eufemismos Azucena Salto.
Y se quejó que en épocas de elecciones "llovieron" las promesas, pero que estas pasaron al olvido en forma rápida y que ya nadie se acuerda de ellos. "Vinieron a mentirnos en épocas de elecciones, pusieron carteles, nos hicieron el cuento del tío, acá cuando llueve no se puede transitar, no ingresa la ambulancia, debemos sacar nuestros chicos alzando", expresó indignada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...