La violencia de género muestra la peor cara de nuestra sociedad que se paga con vidas de mujeres que mueren cada 30 horas en la Argentina. Las cifras son alarmantes y muestran una cruda realidad.
El año pasado se registraron al menos unos 286 casos de femicidio, según un informe difundido hoy por el Observatorio de Femicidios en Argentina "Adriana Marisel Zambrano". Esto indica que asesinan a una mujer cada 30 horas.
Eso no es todo, como consecuencia de estos asesinatos, quedaron sin madre 322 hijos, de los cuales 214 son menores de edad.
La información fue presentada hoy en el Centro de Información de Naciones Unidas en Buenos Aires. El Observatorio es coordinado por la asociación civil La Casa del Encuentro y cuenta con el patrocinio de la Fundación Avon.
La mayoría de los femicidas fueron pareja de la víctima
El trabajo, que se realizó recopilando notas periodísticas de medios de todo el país, indicó que el 77 por ciento de las víctimas fue asesinada por su pareja o expareja. En ese sentido, se indicó que 121 de los femicidas fueron esposos, parejas y novios, mientras 52 habían tenido algún vínculo amoroso con anterioridad.
Además, también se registraron otros tipos de vínculos entre víctimas y femicidas: vecinos o conocidos, 14 casos; padres y padrastros, 13; otros familiares, 10; hijos e hijastros, 8; prostituyentes, 1; y sin relación aparente, 67.
El estudio determinó que el 66 por ciento de las víctimas tenía entre 19 y 50 años, mientras que la mayoría de los femicidas entre 31 y 50 años.
Casi la mitad de los casos de femicidio (138) fueron cometidos en el hogar donde habitaba la víctima, aunque también se destacaron casos en vía pública, descampados, baldíos, lugar de trabajo, contenedor de basura y hasta prostíbulos y comisarías.
Si bien uno de cada cuatro femicidios son cometidos con arma de fuego, el trabajo reveló una preocupación por el incremento de mujeres que fueron incineradas, ya que en 2015 se registraron 21 casos, mientras que un año antes sólo hubo 9.
Los femicidas
En cuanto a los femicidas, el estudio destacó que el 10 por ciento de ellos se suicida después de cometer el crimen, mientras que el 12 por ciento tenían algún tipo de restricción de acercarse a la víctima.
La Casa del Encuentro reclama acciones directas
Ada Beatriz Rico, directora del Observatorio de Femicidios, destacó que el informe "es un grito de dolor necesario", ya que se trata de "las voces de las mujeres que ya no están porque fueron asesinadas". "Este grito de dolor hay que transformarlo en un grito de Justicia", enfatizó Rico durante la presentación del informe.
A partir de este informe, la Casa del Encuentro expresó la necesidad de llevar adelante acciones directas y concretas para erradicar este tipo de crímenes de la sociedad. Entre sus pedidos se destacaron:
- Diseño, reglamentación y puesta en marcha de los artículos pendientes de la Ley 26.485, incluido el Plan Nacional de "Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los ámbitos en que se desarrollen sus relaciones interpersonales" y estadísticas oficiales integrales y transversales de la temática.
- Incluir en las estadísticas que publica la Corte Suprema los Femicidios en que el agresor se suicida.
- Tratamiento del ante proyecto de Ley sobre "pérdida automática de la responsabilidad Parental del femicida condenado".
- Tratamiento del ante proyecto de la Ley "Brisa" reconocimiento económico a hijas/os de víctimas de femicidios hasta la mayoría de edad.
- Reglamentación y puesta en Marcha del Proyecto Aprobado por ambas Cámaras para garantizar el acceso a la Justicia con patrocinios jurídicos gratuitos en los fueros civil y penal.
- Más hogares/refugios en la emergencia, hogares de día para víctimas con asistencia interdisciplinaria y botones antipánico para la mujer y tobilleras para controlar a los agresores en todo el país.
- Licencia por violencia de género en todos los ámbitos laborales, no menores a 20 días anuales y su inclusión en los convenios colectivos de trabajo.
- Capacitaciones obligatorias a efectores profesionales que trabajen con la temática de violencia en diferentes dependencias gubernamentales de todo el país y a Fuerzas de Seguridad y Justicia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Monica Cassels
Monica Cassels · Hace 8 meses

Es necesario que estos crímenes sean castigados de forma ejemplar, con prisión efectiva y sin atenuantes de ningún tipo. Y que en las escuelas se enseñe desde los tres años que quien agrede al prójimo - sin importar el género - tendrá que sufrir la consecuencia de reprobación social y ostracismo. Si no se comienza a educar temprano contra la violencia y a castigar inflexiblemente al agresor, este tipo de crímenes continuará en aumento. Y creo que es fundamental incluir en la lucha contra la violencia la que se ejerce contra las especies no humanas, que con demasiado frecuencia sirve de preparación para crímenes contra otros seres de la propia especie.

fidencio paredes
fidencio paredes · Hace 8 meses

¡¡¡¡Que carajo le pasa a la justicia!!!??? Pasa q está formada por jueces CORRUPTOS...... DEJENSE DE JODER....AL QUE MATA MERECE LO MISMO LA MUERTE...Y SE TERMINAN LOS MARAICONES QUE PEGAN O MAATAN A MUJERES... LO MISMO PARA LOS VIOLADORES...O EN SU DEFECTO TENDRAN Q PAGAR LOS JUECES CON SUS VIDAS...ELLOS SE HACEN MILLONARIOS RECIBIENDO COIMAS....ESTAMOS HARTOS SEÑORES JUECES...UDS. ESTAN TENSANDO DEMASIADO LA CUERDA.... "NO HASY HILO QUE NO SE CORTE"


Se está leyendo ahora