De acuerdo con Meredith Chivers, de la Universidad de Queens, para mantener encendido el deseo sexual se debe estimular el cerebro, por lo que las enfermedades, cambios hormonales, el uso de medicamentos y el entorno influye directamente en él.

1. Energía vital

Cuando tenés algunos problemas de salud, estás bajo constante estrés o sentís depresión es normal que tu deseo erótico disminuya. Lo que se recomienda es comer alimentos saludables, realizar alguna actividad física, meditar y tratar de conectarse con uno mismo para recuperar la energía.

2. Emociones

Éstas afectan la sexualidad y el deseo erótico, incluso la depresión, la ansiedad y el estrés bloquean por completo la libido. Lo mejor es que expreses todo lo que sentís para descargar y canalizar de una forma positiva las tensiones. También podés acudir a un profesional.

3. Imaginación

Recordá que el cerebro es el órgano sexual más importante. Usalo para recuperar tu deseo sexual. Podés leer literatura erótica para despertar tu libido. Imaginá las escenas y fantasías sexuales, donde seas protagonista. ¡Liberate!

4. Preparación

Hacé un espacio en tu agenda y dejá volar tu imaginación en una cita romántica con tu pareja o con la persona que te gusta. Ambientá un espacio a tu gusto, de forma que te conectes con la sensualidad y el erotismo que soñás. Relajate con un baño, música suave y velas aromáticas.
Durante la cita acaricia el cuerpo de la otra persona, dale un masaje con cremas afrodisíacas y sentí al máximo el roce de tu piel con la suya.

5. Confianza

El deseo sexual se puede relacionar con el amor, la conexión emocional con tu pareja y los años de convivencia. Aunque lleven mucho tiempo juntos no olviden darse una muestra de afecto y tener mucho contacto físico.
Lo importante es que estés dispuesto a aprender y experimentar constantemente para evitar caer en la monotonía, aburrimiento y, por ende, en la pérdida del deseo erótico. Olvidá los tabúes y no dudes en mostrar tu sensualidad o tu lado salvaje.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora