No habían pasado dos horas de la detención de los ocho narcopolicías, en dos esquinas de la calle Olavarría, cuando el jefe de la Policía, comisario general Ángel Silvestre, dijo a El Tribuno que solo uno de los efectivos era investigado y que les habían secuestrado 34 gramos de marihuana.
Un día después, la fiscal penal 5, Gabriela Buabse, a cargo del caso, decidió citar al comisario Silvestre para que explique sus declaraciones públicas realizadas cuando el operativo para desbaratar la banda de microtráfico aún estaba en desarrollo y ya se había establecido el secreto de sumario.
"El operativo se disparó y se estableció el secreto de sumario; nadie podía decir nada sobre lo que estaba sucediendo o lo que se obtenía a excepción de la fiscal o del juez que estaban a cargo. Entonces, ¿cómo es que el jefe de la Policía salió a decir que de todos los policías solo uno era el investigado y también mencionó una cantidad y tipo de droga secuestrada?", se preguntó una fuente en diálogo ayer con El Tribuno.
"En el operativo se detuvo a 8 efectivos que se trasladaban en dos autos, pero solamente se estaba investigando a uno. El efectivo va a ser separado de la fuerza mientras que se esperará saber lo que disponga la fiscal Buabse con respecto a los otros 7 detenidos, aunque entendemos que no tienen nada que ver con lo sucedido", fueron algunas de las palabras del comisario Silvestre el jueves.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...